jueves, 22 de enero de 2015

Las 20 películas para ver (a huevo) en el 2015





Ya estaba cantado: el 2015 sería una delicia de año para los cinéfilos.

Acá les comparto, sin mucha introducción, las 20 películas que aspiro a ver en pantalla grande de aquí al 31 de diciembre. Desde luego que mucha de esa aspiración se quedará en el intento, pues lo cierto es que a lo sumo terminaré viendo unas 10 desde una butaca.

Pero bueno, la idea es esa.

Por aquello, aclaro lo obvio: este es solo cine hollywoodense, con estirpe de blockbuster. Mi lista de deseos se nutre de la cartelera gringa pues no solo es lo que más nos llega a Costa Rica, sino también porque es la que más se orienta a la corriente geek que prefiero seguir. Aún así, tampoco cerremos la puerta a las sorpresas, que ya en el 2014 me pasó que la mejor película que vi resultó ser la argentina Relatos Salvajes.

Buen provecho.

20. Minions

Nadie discute que las mejores escenas de las dos entregas de Mi villano favorito se deben a los minions. De ahí que resultase un paso lógico, y necesario, hacer una película centrada en los entrañables personajes amarillos. Dos horas de minions... ¿hace falta algo más?




19. San Andreas

Presumo que en Latinoamérica le pondrán un título distinto y sin gracia, para evitar confusiones con la isla de San Andrés. La premisa es sencilla: la temida falla tectónica de San Andrés –protagonista de las peores pesadillas californianas– cobra vida a lo bestia y The Rock hará lo posible por salvar a todos del apocalipsis. Cine de tragedia puro y duro, sin falsas pretensiones.




18. Straigt Outta Compton

Biopic que tiene años en proceso. Esta es la historia de N.W.A., el violento grupo formado en Compton sobre el que se cimentó el gangsta rap y que fue incubadora para los sueños de dominación mundial de Ice Cube y Dr. Dre. Ambas estrellas están involucradas en la producción (Cube será interpretado por su propio hijo) y es de esperarse mucha tensión, dadas las conocidas diferencias entre ambos raperos y su ya fallecido excompañero Eazy-E.




17. Misión: Imposible 5

Una franquicia que increíblemente sigue rindiendo (la anterior entrega, Protocolo fantasma, ha sido la mejor de toda la saga). ¿De qué va? Ni idea... aunque es presumible que el superagente Ethan Hunt seguirá corriendo del modo que solo Tom Cruise sabe hacerlo.




16. Ted 2

Acá entramos en la categoría de "Manéjese con cuidado". En lo personal, la veo de pronóstico reservado. La primera Ted fue grandiosa, de las pocas historias originales cómicas decentes que Hollywood  ha desarrollado en mucho tiempo. Sin embargo, lo mismo dijimos de The Hangover  y vean en lo que terminaron sus continuaciones.




15. Maze Runner: The Scorch Trials

No he leído ningún libro de esta franquicia de literatura adolescente pero la primera película fue una muy agradable sorpresa, incluso superando, en mi opinión, a los filmes basados en The Hunger Games. Ahora que sé por dónde va la historia, de fijo que le pondré más atención.




14. Peanuts

Charlie Brown, Snoopy, Lucy, Woodstock, Linus... y en 3D. Todo está dicho.





13. Terminator: Genisys

Otra franquicia que ha sabido mantenerse a flote. Si bien la tercera entrega fue tétrica, con Salvation la historia volvió al curso correcto. Ahora, sin que aún tenga claro cómo, el Terminator de Arnold se ve viejo, acorde a los 70 años del otrora musculoso actor. Y eso –más la siempre grata presencia de Emilia Clarke– ya vale el boleto.




12. Jupiter Ascending

La esperadísima película con la que, se supone, los hermanos Wachowski recuperarán el mojo que perdieron después de la primera Matrix. Si bien el pronóstico tiende a ser reservado, lo que ya se ha mostrado invita al optimismo.





11. Furious 7

La carga emocional de esta película es fuerte, dado que sabemos será lo último que veremos de Paul Walker. La trágica e inesperada muerte del actor significó un reto enorme para la producción y será muy interesante ver cómo resuelven su ausencia dentro de buena parte de la trama. Y bueno, estas cintas por dicha desde su quinta entrega dejaron de ser sobre carros polos para convertirse en dramas de policías y ladrones, lo cual se aplaude.




10. Ant-Man

Una cinta de Marvel sobre la que no hay grandes expectativas, posiblemente porque toda la atención hoy es para Avengers 2. Sin embargo, cuidado, que esta bien podría ser una pieza fundamental para el futuro del Universo Cinematográfico Marvel. Además, el reparto es un lujo (Michael Douglas, Paul Rudd, Corey Peter Russo Stoll, Evangeline Lilly).




9. Jurassic World

Vuelven los dinosaurios y los humanos estúpidos que experimentan con ellos. Jurassic Park sigue siendo una cinta clásica para nuestra generación, aunque está claro que sus continuaciones se quedaron bastante cortas. Espero que el descanso le sentara bien a esta franquicia consentida de Steven Spielberg, quien supervisa desde la producción ejecutiva.




8. Inside Out

Pixar se ha dado un descanso de casi dos años en eso de rompernos la maceta con nuevos conceptos. Inside Out es una de sus propuestas más atrevidas, pues no es sencillo buscar al siempre codiciado público infantil con una cinta sobre lo que sucede dentro del cerebro humano. Creo que al final del año estaremos hablando de esta película como uno de los grandes aportes cinematográficos del 2015.




7. Chappie

Es como si mezcláramos a Corto Circuito con Robocop. Chappie es un robot que siente y piensa, el primero, y desde luego que hay gente que quiere aprovecharse de él. Para mí es la oportunidad de que Neill Blomkamp vuelva a lucirse a como lo logró en su momento con Distrito 9.




6. Spectre 007

La etapa Daniel Craig del Agente 007 ha sido brillante y nadie quiere que se acabe. Por eso, cómo no estar contentos al saber que Sam Mendes y Craig vuelven a hacer yunta, luego del éxito que lograron con Skyfall. Además, para esta nueva cinta se suman Christoph Waltz y la espectacular Mónica Belluci, por lo que todo apunta a una enorme ganancia para el espectador.




5. The Nest (Sisters)

Cualquier cosa que Tina Fey y Amy Poehler hagan juntas entra ganando. Este par de titanes se la cree tanto que su comedia sobre unas hermanas que vuelven a la casa paterna para dar una última fiesta es la única que no le huyó a Star Wars y, por el contrario, se estrenará el mismo fin de semana del debut del Episodio VII. Qué nivel.




4. The Hateful Eight

Quentin Tarantino vuelve al western, juntando en el camino al legítimo dream team: Samuel L. Jackson, Bruce Dern, Jennifer Jason Leigh, Walton Goggins, Tim Roth, Michael Madsen, Demián Bichir y Kurt Russell. Hay que estar loco para no querer ver todo ese talento junto en una misma cinta...





3. Mad Max: Fury Road

Nadie sabía que esperar de este relanzamiento. Luego salió el primer trailer y todos nos matriculamos. El sentimiento original de desesperación sigue intacto, solo que ahora George Miller cuenta con mejores recursos para relatar la historia del guerrero del camino. Para este estreno ya estamos contando los días.




2. Avengers: La era de Ultrón

Cuando salió la primera Avengers, aquello parecía el tope en las aspiraciones cinematográficas de Marvel. Sin embargo, desde entonces el estudio nacido del cómic ha lanzado dos películas aún mejores (Soldado del Invierno y Guardianes de la Galaxia) y sus planes de aquí al 2020 ya están muy trazados. Es quizá por eso que la ansiedad por esta continuación no es tan enfermiza, pero igual se trata de la que, en teoría, es la segunda película en importancia del año. De lo que suceda con Avengers 2 dependerá mucho del futuro de Marvel, y de los filmes adaptados del cómic.

Lo genial: sabemos que la cinta tiene un tono muy oscuro, que los buenos no necesariamente ganarán y que hay posibilidades de que veamos a otros de los héroes ya anunciados para los años venideros. Ah, y que Hulk y Iron Man se darán de golpes.




1. Star Wars - Episodio VII: El despertar de la Fuerza

Me pongo en plano personal y egoísta: la vida me está dando la posibilidad de ir a una sala de cine, con mi casco de Boba Fett en la cabeza y una hija en cada mano, para ver una nueva película de La Guerra de las Galaxias. Y eso es maravilloso.



Otras cintas a tener en cuenta:

The Fantastic Four: el legítimo gallo tapado. Tanto misterio a estas alturas genera más preocupación que ilusión.

Kingsman: Viene muy bien promocionada. Pinta divertida y chiva.

The Good Dinosaur: Otra película de Pixar y que tiene años de preproducción.

Y, además, ojo con Carol, Everest, The Hunger Games 4, In the Heart of the Sea, The Revenant, St. James Place, Tomorrowland, Trainwreck, The Walk y Crimson Peak.


viernes, 2 de mayo de 2014

Paul McCartney en Costa Rica: la muy chiva tafies Beatle (y un par de recuerdos miserables)


Na, na, na na na na...

A inicios de la década de los 90, Paul McCartney tenía tomadas por asalto las radioemisoras costarricenses con un temazo: Hope of Deliverance. En ese entonces yo, un colegial, tenía apenas nociones básicas sobre su grandeza y mucho era lo que me quedaba por aprender de él, de vivir con él. Sin embargo, mientras aquella pegajosa tonada sonaba hasta el cansancio en Radio Uno, algo sí estaba muy claro en mí con respecto a Paul: nunca lo vería en concierto.

Aún a la luz del disparado crecimiento del negocio del entretenimiento en vivo en Costa Rica en la última década la presentación de McCartney por acá era una utopía, siempre lo fue, y era casi ridículo imaginársela... hasta que sucedió. ¿Cómo fue que la noche del 1° de mayo del 2014 terminé con la garganta hecha tiras y las palmas ardiendo, a menos de 100 metros de Paul? La verdad aún no lo tengo claro... no quiero tenerlo claro.

Solo el hecho de ver al más prolífico de los Beatles es suficiente para que aquel show se dispare en el top 5 personal de cualquier fiebrazo de la música. Pero, si además de eso, el bendito Paul va y se raja con un concierto perfecto, extenso, de sonido inmejorable, de montaje de primer mundo, con un repertorio que parecía curado por el más enfermazo de sus fans, pues no hay pierde. Maldito Paul McCartney, nos la partiste a todos.

Eso sí, por favor, antes de entrar en materia musical pido el espacio para mi descargo, sacándome del buche dos tragos amargos ligados al concierto y que, desde luego, nada tienen que ver con el músico inglés.

El extraño casos de las zonas rebautizadas

Cuando meses atrás empezó la preventa de los boletos para ver a Paul mi primera reacción fue de prudencia... o más bien de resistencia, pues las entradas me parecieron ridículamente caras para la mayoría de las localidades. Estoy claro que un concierto de McCartney en cualquier país europeo o en Norteamérica costaría igual o más de lo que Ocesa se dejó cobrar acá pero igual me entró rabia.

Al final me tragué el orgullo y compré, junto a varios familiares, entradas para sombra oeste, en la parte alta de la gradería, bloque O17. Cada boleto nos costó ¢120.000, más cargos. No sé ustedes pero eso para mí es plata.

Semanas después, cuando el furor de la venta inicial ya se había asentado, Ocesa empezó a ofrecer "nuevas" localidades, a precios más módicos. Curioso revisé en qué consistían y noté que no se trataba de nuevas zonas (porque eso implicaría habilitar segmentos que antes no se habían ofrecido), sino que la producción rebautizó espacios ya existentes y los vendió a un precio mucho menor. Así, mi bloque O17 pasó a formar parte de algo llamado Sombra Oeste Roja.

Sin ser experto en temas de consumidor desde el inicio sentí que aquella movida era incorrecta: no se trataba de una promoción (si algo costaba ayer 1000 y hoy pasa a 500 ni modo); que lejos de premiar, más bien se castigaba al cliente entusiasta y al que respondía a la preventa, y que se le restaba valor al bien que uno ya había adquirido.

No sé si fui el único en plantear el reclamo respectivo (lo dudo, pues el rebautizo se hizo también en sectores preferenciales de la gramilla y en parte del primer nivel de las graderías este y oeste) y le reconozco al equipo de Credomatic (operador de la tiquetera Eticket) su profesionalismo y seguimiento. De Ocesa lo único que recibí fue un lacónico mensaje vía Facebook en el que se me aseguraba que las "nuevas" entradas no tendrían la misma visibilidad (lo cual no fue cierto pues se trataba del mismo bloque de asientos).

Al final Credomatic me informó que tras revisar el caso se me reintegraría la diferencia de precios, con lo que terminamos pagando el precio justo por el asiento, que fue la mitad de lo desembolsado originalmente. Solucionar esto me tomó semanas y finalmente creí que ya podría ir en paz al concierto, pues teníamos nuestros asientos.

Solo que no los teníamos.




El ridículo caso de los asientos confusos

Voy manejando hacia La Sabana, con la emoción saltándome por los poros. Falta hora y media para el inicio del concierto (no hay necesidad de correr, dado que nuestros asientos son numerados). Una amiga me llama y me dice que hay un enredo con las ubicaciones, que en la gradería oeste a la gente la están moviendo, que lleva una hora de hacer fila para que le indiquen dónde debe sentarse.

Me entra una mala espina.

Ya dentro del estadio confirmo mis temores: nuestros asientos numerados están ocupados por otras personas, desplazadas desde las zonas que se cerraron sin previo aviso. Hablamos con ellos y ninguno se levanta, con toda razón, pues no tienen dónde sentarse. Sin saber qué hacer acudimos a los de "camisa verde" que acomodan y orientan a los espectadores. Y empieza el mierdero.

Una hora después, con Paul ya estirando los dedos, seguimos sin asientos. Cuatro "camisas verdes" distintos nos pidieron nuestros boletos "para ver qué se puede hacer" mientras, entre congojas, nos explican que no es culpa de ellos. "Dicen que esas zonas que cerraron fue porque se vendieron pocos de esos boletos", me explica uno de ellos y dado que fue la única versión que recibí de parte de alguien ligeramente ligado a la organización, pues no me quedó otra que creerle. Hartos buscamos dónde ubicarnos y dispusimos de unos bellos, cómodos y desocupados sillones de cuero gris, en el balcón oeste. No pocas veces los "camisas verdes" llegaron a advertirnos que no nos podíamos sentarnos ahí ("esos asientos son de Laura Chinchilla", "a ustedes los van a sacar con seguridad", nos dijeron), siempre sin darnos solución al problema obvio: nuestros verdaderos espacios estaban ocupados.

Al final no llegó Laura ni la seguridad y disfrutamos el concierto en unos asientos mucho más cómodos y costosos que aquellos por los que habíamos pagado (al igual que pasó en otras áreas del Nacional, donde mucha gente tuvo luz verde para transferirse a mejores ubicaciones). Sin embargo, nada justificaba la hora previa de colerones, discutidera y advertencias con personal que, para su desgracia, nada tenía que ver con aquel desmadre. Al que metió la pata nunca lo vimos y pagaron justos por chambones.

Live and Let Die

No voy a proclamarme a estas alturas un beatlemaniático de esos bravos, honor que le queda a buenos amigos como Arnoldo Rivera o Inti Picado. Los Beatles es una banda que, al igual que mucha gente de mi edad, conocí primero por los covers que otros grabaron de ellos y fue luego que me devolví a los orígenes de la semilla, ahí donde se produjo la magia.

Sin proponérmelo, el último año me puso en una posición de envidia para cualquier fan de los Beatles, primero cuando en setiembre del 2013 un viaje inesperado a Las Vegas coincidió con la presentación de Ringo Starr en esa ciudad. Está de más decir que salté a la oportunidad y estimo que fui el más "joven" entre centenares de alegres veteranos que la pasaron de lo lindo con el jocoso y talentoso baterista y cantautor de Liverpool.

Hace un par de semanas, por legítima cadena de coincidencias, la entrevista que McCartney brindó a La Nación me correspondió a mí ejecutarla. Y sí, rajaré toda la vida de que Paul me dedicó 20 minutos de su vida, vía telefónica, que me saludó por mi nombre y que antes de cumplir los 40 años vi en directo a los dos Beatles que quedan con vida. Oh, sí.




Con semejante carga emocional fue como llegué a la noche del 1° de mayo. No voy a hacer una crónica del concierto, pues para eso ya está el excelente ejercicio que publicó hoy mi compañero Alessandro Solís en La Nación. Sin embargo, sí tengo mis apuntes.

Para mí, los dos momentos cumbres de la noche no salen del legado Beatle, sino de lo que Paul hizo una vez que LA banda se había separado. Band on the Run es por mucho mi canción predilecta de McCartney y cientos han sido las veces que me desgalillé con su coro, ya fuera con la radio del carro, el walkman o un iPod. Y sí, casi lloro, casi me orino cuando me hice uno con Paul para entonar aquel coro, y subí la voz con él. Ya ahí perdí cualquier rastro de compostura que me quedara.

Lo otro fue Live and Let Die. ¿Qué fue aquello? ¡Maldita salvajada! Y sí, impresionante la pirotecnia, las llamas, la locura visual pero nada comparado a lo musical. El "So live and let DIEEEEE" fue gritado, no cantado por el Nacional, en el momento de rock and roll más crudo de la noche. McCartney nos tiró al suelo, nos pateó, nos puso de pie y siguió aporreándonos sin piedad.

Helter Skelter fue pura mala actitud, puro enjache, rock del más sucio y busca pleitos que he escuchado en mi vida; Blackbird me sacó las lágrimas; We Can Work it Out me inyectó una sobredosis de optimismo y las canciones nuevas se ganaron todo mi respeto, muy en especial la aplanadora Queenie Eye.

Y con el recuerdo de Linda, John y George todos los corazones se hicieron pedazos.

Qué tipazo ese Paul

Hay músicos con derecho a jugar de vivos... y Paul McCartney. Este señor bien podría limitarse a cantar sus canciones, no saludar al público y aún así la gente lo amaría. Pero no, él tiene que ser diferente, tiene que ser un caballero inglés.

Al escuchar a McCartney haciendo un esfuerzo que va más allá de lo básico para conectarse con su audiencia no puedo dejar de pensar en otros músicos con menos atestados, como el caso del decepcionante Anthony Kiedis, de los Red Hot Chili Peppers (petulante es poco). Por eso es que pesa aún más el que McCartney quiera hablar todo el concierto en español, en que se ría del aterrizaje de un atrevido abejón sobre él, en que se deje bañar de aplausos, en que haga muecas, en que vacile con su banda (¡Abe Laboriel es un animal!), el que salude a los de la gradería más lejana, el que cuente anécdotas, en que sea didáctico con información sobre canciones ya universales, el que sude, el que se agote, el que se olvide que tiene más de 70 años y sacuda el bajo como si fuera un adolescente de Liverpool, el que se divierta y nos comparta su diversión.

Hoy estamos todos de acuerdo en que se trató del mejor concierto de nuestras vidas. Y no es cuento, no es hablada de fiebre enloquecido por la emoción... ¡para nada! Paul McCartney nos trató como trata a las audiencias de su Inglaterra natal, con un concierto a la altura de su protagonista.

Fue una noche chiva, aquello fue una tafies. En esas palabras. Y no lo digo yo. Lo dijo él.

miércoles, 2 de abril de 2014

Mundial Sub-17 Femenino Costa Rica 2014: Las lecciones de Emma



Para Emma hasta hace unos días, el futbol había sido un deporte muy de hombres. Y, lo admito con mucha pena, para mí también.

La realización en Costa Rica del Mundial Sub-17 Femenino nos tomó por sorpresa, a ella, a mí y a buena parte del país. Desde luego que sabíamos que el Mundial de las muchachas venía hacía rato, pero poca fue la atención que le prestamos entonces, siendo hasta que los equipos extranjeros aterrizaron acá y la Fifa tomó control de los estadios que muchos caímos en cuenta de que aquello iba en serio.

Previo al Mundial de Costa Rica 2014, el futbol femenino había sido invisible para el gran público tico. El que la liga local de mujeres sea casi desconocida no debería sorprendernos en un país cuyos principales intereses deportivos se limitan a cuatro o cinco equipos de futbol masculino, y a menos de una decena de atletas que destacan por su cuenta en disciplinas individuales.

¿Cómo se llaman los equipos de futbol femeninos del país? No tengo idea. ¿Referentes que recuerdo? Unas pocas: Karla Alemán, Jaquelin Álvarez, Mónica Malavassi, Shirley Cruz, todas futbolistas valientes y que aguantaron los prejuicios y chistes propios de querer triunfar en un deporte para el que, según el estereotipo, se requiere de bolas colgando en la entrepierna.

El caso de Shirley no puede ser más irónico: sus éxitos en Europa eclipsan cualquier logro alcanzado por algún futbolista varón costarricense y, sin embargo, acá no le damos el protagonismo que sí le conferimos a los Navas, los Ruiz o los Borges. Shirley no fue estrella en el terruño, no la vimos jugar, no le dimos el placer de tener a un estadio lleno de ticos aplaudiéndole.

Por eso, lo sucedido con las muchachas de la Sub 17 me tiene pensando desde hace días: ¿será que en serio podemos ser así, aficionados de los buenos?

El sábado 22 de marzo Emma y yo nos enchaquetamos para ir al estadio Saprissa y presenciar el tercer y último partido del equipo anfitrión. Y si bien el simple hecho de asistir a un partido de un campeonato mundial oficial de la Fifa ya hacía aquella noche histórica, mi principal intención era enseñarle a mi hija de 6 años que las chicas pueden jugar lo que sea, lo que quieran, lo que las haga felices.

El estadio morado estuvo lleno esa noche. Y ahí empezó lo extraño, lo insospechado: una afición colma un estadio para ver jugar a un equipo eliminado. Y no solo eso, sino que lo aplaude, apoya y motiva a lo largo de los 90 minutos, a pesar de que la calidad de su juego es muy inferior al impulso que sale desde las gradas.

Porque sí, es cierto e innegable: la Selección Sub-17 de Costa Rica es de las peores del Mundial. Acá hablo del plano deportivo, de su desempeño en la cancha. Tres partidos perdidos y solo un gol anotado son el saldo estadístico de un grupo que se partió el alma, que lloró a rabiar cada gol en contra, que peleó con lo que pudo y que nunca bajo los brazos. Y eso no se mide con números.

El segundo gol de Zambia (autogol de Costa Rica, en realidad) fue el fiel reflejo de lo anterior: la portera tica pifió horrible un pase de la defensa y la bola entró en cámara lenta al marco. De haber sido un partido de hombres al arquero de turno lo habrían sacrificado en un altar de indignación, mientras su familia recibía suficientes maldiciones para heredarle a las tres próximas generaciones (ahí anda Hermidio Barrantes aún pagando el castigo de Doña Rotunda). Sin embargo con Yuliana Salas no fue así: su error fue enorme pero más grande fue el apoyo que le dio la grada, todos le aplaudimos, le gritamos que no se achantara, que tranquila, que entendíamos, que estábamos con ella.

Y así fue con las demás muchachas de la Sele: a varias se les notaba que las piernas ya no les daban, que la técnica las había abandonado, que la desconcentración las tenía abrazadas. Y sin embargo, el público no bajó los brazos y les pidió más, dar el último esfuerzo, pulsearla una vez más. Perdón por seguir por la comparadera pero en un partido de hombres la gente habría empezado a abandonar el estadio mucho antes del pitazo final, entre madrazos y promesas de no volver a apoyar a ese perrerío. Y es que, en ese mundo bizarro del futbol, insultar con la palabra "perra" es "normal" si se le dice a un varón pero no a una mujer.

Juan Diego Quesada, a pocos metros de la boca del león.
Aquella noche más cosas increíbles pasaron: todos aplaudimos a una muchacha de Zambia que salió lesionada y en camilla; todos aplaudimos el gol del empate de las africanas; todos respetamos el himno del país rival; todos nos abstuvimos de hacer chistes sexistas...

Tampoco se crean que la noche estuvo libre de madrazos. Yo ya le había advertido a Emma que en el estadio iba a escuchar muchas malas palabras, que no pusiera cara de susto pero, para mi sorpresa, los hijueputazos tardaron en caer. Fue ya cuando la derrota era inminente que la grada se dejó ir con los insultos contra dos blancos fáciles: el entrenador Juan Diego Quesada y la árbitro, a quien su condición de mujer no la libró de los ataques propios de su oficio. Fueron algunos hombres quienes, de modo algo tímido, empezaron con el "hijueputa, hijueputa" cuando los errores de la central ya eran montón. La voz del madrazo se hizo robusta y al final eran muchas las señoras y muchachas que le mentaban la madre a grito pelado a la referí.

El otro "premiado" fue Quesada, sobre cuya espalda cayó toda la ira del aficionado. Creo que por la cabeza de nadie pasó la idea de insultar a alguna de las muchachas de la Tricolor por el pésimo partido que estaban jugando, pero al entrenador nadie le tuvo misericordia. No quiero defender a Quesada –un director técnico que pierde tres juegos mundialistas consecutivos deja mucho que desear– pero sí llamar la atención sobre lo sin asco que la gente lo trató, no sé si por su puesto o su género o por la combinación de ambas. Además, en una torpeza enorme de parte de Fifa, al final del juego el DT tico dio declaraciones muy cerca de las graderías, y ahí la gente se dio gusto insultándolo a muy pocos metros de distancia.

Aún así, puedo decir sin temor a equivocarme que ha sido el partido de futbol más civilizado –de parte de la gradería– que he visto en mi vida. Camino al parqueo, mientras consolaba a una Emma inconsolable que lloró la derrota tanto o más que cualquiera de las muchachas de la Sele, muchas preguntas me saltaron: ¿será que podemos evitar decirle "perra" a quienes juegan futbol, más allá de su género? ¿Será que podemos ir al estadio y aplaudir a la Sele masculina o a Saprissa o Carmelita sin importar el resultado, sin importar que pierdan, pues les reconocemos la entrega y la voluntad por encima de los goles marcados y/o encajados? ¿Será que podemos dejar esa maldita práctica de chiflar e insultar los himnos de otros países? ¿Será que podemos no ser mezquinos con el rival y respetarle por lo que haga bien, aunque eso no favorezca nuestros intereses?

El ejercicio lo empecé en casa, pues recuerdo que en la eliminatoria a Brasil 2014 disfruté más las penas del equipo mexicano que los méritos de nuestra Sele. Me relamí los bigotes con cada colerón de David Faitelson, cada desgracia del Chepo de la Torre, por cada mal remate del Chicharito. Y en el momento lo gocé, vaya que sí, pero ahora me parece bastante patético.

Pienso en que este Mundial Sub 17 Femenino nos dejó muchas lecciones a los aficionados. A mí me mostró que sí se puede ir al estadio, llevar a los niños, aplaudir como los grandes sin importar el resultado y no irse masticando maldiciones de vuelta a casa. Me enseñó que deberíamos darle más valor a la entrega, a las ganas, a el alma partida, a las lágrimas, al esfuerzo del que sabe no tiene con qué ganar pero igual no tira la toalla.

Eso y más me lo enseñó una niña de 6 años que, en su primer partido en un estadio, aplaudió, grito y empujó a su equipo sin fijarse en los números del marcador. Una niña que hoy cree que Gloriana Villalobos es la mejor futbolista del mundo y que quiere conocerla, pedirle su autógrafo, tomarse una foto con ella. Una niña que en su primer contacto con el futbol entendió que en el deporte se puede sufrir pero es mejor gozar.

Gracias, Gigi.




viernes, 31 de enero de 2014

Elecciones Costa Rica 2014: memoria audiovisual




La campaña electoral del 2014 ha sido única en muchos sentidos: en eso estamos todos de acuerdo. Una de sus particularidades ha sido el uso prioritario (para bien y para mal) del video como vehículo difusor de mensajes, con muchos de estos esfuerzos pensados no para la costosa televisión, sino más bien para la web y, específicamente, Youtube.

Justo en el momento en que Oscar Arias le heredó (según él) la banda presidencial a Laura Chinchilla empezó la carrera hacia Zapote que culminará, en primera instancia, el 2 de febrero pero que ya todos nos estamos mentalizando a que podría continuar hasta una segunda vuelta, en abril.

Si bien los mensajes de las distintas fuerzas políticas se han multiplicado, de modo lógico, en las semanas más cercanas a los comicios es bueno no perder de vista aquellos videos que marcaron el banderazo de salida, muchos de ellos de parte de actores que ya desaparecieron de la contienda.

Así que aquí está un compendio de aquellos videos alojados en Youtube que han marcado de algún modo el tono de la campaña electoral del 2014. La selección es subjetiva y muchos anuncios quedaron por fuera, ya sea por irrelevantes o repetitivos. Procuré incluir al menos una pieza de todos los partidos con aspiraciones presidenciales e incluso de aquellos precandidatos que en su momento buscaron ganar los procesos internos de sus agrupaciones (no pude dar con ninguno de Epsy Campbell, a pesar de que recuerdo que poco antes de la convención del PAC lanzó alguno). Y también hay espacio para otros videos que, sin tener un origen en alguno de los partidos, igual marcaron de buena manera lo sucedido en estos intensos meses.

Esta es una entrada larga (y aún en construcción) pues así de larga ha sido la campaña.

Buen provecho.



Antonio Álvarez Desanti Microprogramas de TV. Versión: LA SALIDA. (17 de enero del 2011)



Hubo una época (que parece ya algo lejana) en que Antonio Álvarez quería ser presidente de Costa Rica y por eso abrió fuego muy pronto, con una serie de microprogramas –en la línea de los comentarios con el Dr. Abel Pacheco– en los que hablaba de temas varios sobre la realidad nacional.


Soy Rodrigo Arias (24 de febrero del 2012)



Hubo una época (que parece ya algo lejana) en que Rodrigo Arias también quería ser presidente de Costa Rica. El hermano menor también empezó campaña muy pronto, primero con piezas en las que apelaba a su trayectoria en la función pública.


La voz de los jóvenes (1° de agosto del 2012)



Durante los meses que duró su campaña por la candidatura liberacionista, Arias alternó anuncios en los que alternaba mensajes suyos con testimoniales de partidarios. Este de su departir con jóvenes fue en su momento objeto de mucha chota y crítica en redes sociales.


¿Te vas a seguir dejando? (2 de setiembre, 2012)



Fernando Berrocal fue el precandidato troll del PLN. El exministro y excolaborador cercano de los hermanos Arias dedicó buena parte de su campaña a basurear a Rodrigo, apoyándose en el estilo grotesco y ya machotero del publicista Geovanny Bulgarelli. Este anuncio en el que una ama de casa es violada por fuerzas invisibles logró su cometido: generar mucha mala publicidad para Berrocal.


Berrocal no tiene nada que perder, solo peso (21 de octubre del 2012)



Berrocal también apeló al elector burlánose de él mismo, en este caso por su obesidad. Más adelante le daría la adhesión a Johnny Araya y lo acompañó en su campaña presidencial.


Mensaje (10 de octubre del 2012)

 

Después de meses de emisión de sus mensajes, Álvarez Desanti desistió de competir con Araya y le abrió el camino al alcalde para ser el candidato liberacionista. El hoy jefe de campaña de Johnny anunció su adhesión por medio de uno de sus últimos videos.


No hay obstáculos para el amor (29 de enero del 2013)



Oscar López abandonó del todo Youtube en la presente campaña. El canal de videos del PASE solo incluye material de su infructuosa campaña por la alcaldía de San José, siendo este video casero del candidato jugando con su hijo lo único que se subió a dicha cuenta en el último año.


Discurso del Dr. Rodolfo Hernández Gómez (24 de marzo del 2013)

 


Hubo una época (que parece ya algo lejana) en que Rodolfo Hernández era en apariencia una fuerza imparable dentro del panorama político del país. El médico empezó así su precampaña por la candidatura del PUSC.


¿Qué propone Villalta? (25 de abril del 2013)



En abril del 2013 es justo decir que muy pocos tomábamos en cuenta a José María Villalta dentro de los posibles escenarios para la noche del 2 de febrero. Así empezó su comunicación el diputado del Frente Amplio.


Crear Empleo (30 de abril del 2013)

 

Hubo una época (que parece ya algo lejana) en que Rodolfo Piza no tenía muchas opciones de ser presidente de Costa Rica. El constitucionalista marchó de segundo durante toda la contienda interna del PUSC, detrás del doctor.


Recuperemos la esperanza y la confianza (3 de mayo del 2013)

 

Rodolfo Hernández llegó a la convención del PUSC con una campaña sencilla, tradicional y salida del machote del buen mensaje político. Como era de esperar barrió a Piza... e inesperadamente renunció en reiteradas ocasiones a la candidatura. ¿En qué escenario estaríamos si el doctor hubiese sido el candidato del PUSC? Nunca lo sabremos...


¡No se merecen 4 años más! (18 de junio del 2013)

 

Para la actual campaña, Otto Guevara optó al inicio por un tono que más que coloquial resultó pachuco (y forzado). En sus primeros mensajes le apuntó a Johnny Araya, su entonces principal adversario.


Una silla vacía (1° de julio del 2013)



Hubo una época (que parece ya algo lejana) en que Juan Carlos Mendoza quería ser presidente de Costa Rica. El diputado estuvo muy cerca de ganar la candidatura del PAC pero al final un desconocido Luis Guillermo Solís se la arrebató en línea de meta (haga el ejercicio de imaginarse el cierre de la campaña si Mendoza fuera el candidato del PAC en vez de Solís).

De la campaña de Mendoza nos quedó este anuncio, uno de los mejores a mis gusto de toda la temporada electoral.


¿Agüevado de la política? (15 de julio del 2013)



Guevara siguió apelando a su lado "compita" a mediados del 2013, aunque con los meses abandonó aquellas expresiones.

Paremos la fiesta (17 de julio del 2013)



Para motivar a la gente a participar en su convención, el PAC lanzó algunos anuncios en los que arremetió contra la administración Chinchilla.


Perdón (21 de julio)



En uno de los anuncios que en su momento levantó más roncha, el PAC mostró una actitud que ya se daba en calles y redes sociales: cargar parte de la culpa por los escándalos del gobierno de Laura Chinchilla a los ciudadanos que votaron por ella en el 2010.


Si no lo conoce, ¡acérquese! - Villalta Presidente (7 de agosto del 2013)

 

En agosto del 2013 José María Villalta le entró ya en serio a su campaña. Este anuncio viral fue dirigido por el cineasta Hernán Jiménez y procuró presentarle al gran electorado a un candidato que solo era conocido en ese momento como diputado.


Yanet Rojas: Afiliese al Partido de los Trabajadores (14 de agosto de 2013)

 

El Partido de los Trabajadores sí cuenta con buena cantidad de material en Youtube, del que su candidato Héctor Monestel no siempre es el protagonista. La mayoría de sus videos, como este, son testimoniales de partidarios.


POR QUE LA SILLA NO DEBE QUEDAR VACíA (12 de setiembre del 2013)

 

Si bien la mayoría de los videos aqui incluidos se relaciona con aspirantes presidenciales, en el caso de los partidos evangélicos sus anuncios más llamativos se relacionan con sus aspirantes a diputados. En el caso de este video del partido Renovación Costarricense es imposible ignorar la introducción a ritmo de heavy metal.


Sander, el poeta del pueblo, recita un poema a El Doctor (12 de setiembre del 2013)

 

El último video de campaña de Rodolfo Hernández es este, en el que un poeta callejero lo compara con el papa Francisco...


Caravanas de salud (9 de octubre del 2009)

 

Una iniciativa de la esposa de Johnny Araya, la mediática odontóloga Sandra León, que terminó intervenida por el TSE. El video también se viralizó, luego de que otros partidos lo denunciaran por su mezcla de salud gratuita en barrios marginales con proselitismo verdiblanco.


Chingo, ¡Si hay solución! (10 de octubre del 2013)

 

El chingo de la campaña del 2010 fue reciclado por el Movimiento Libertario, aunque agregándole nuevas explicaciones a su falta de ropa.


Un equipo para construir (14 de octubre del 2013)

 

Tras ser aclamado por el PLN como su candidato, Johnny Araya empezó una campaña en la mejor tradición liberacionista: discursos enérgicos, gente feliz, ambiente de concierto.


Soy Luis Guillermo Solís, empecemos a conocernos (14 de octubre del 2013)

 

El ganador sorpresa de la convención del PAC empezó en octubre una campaña de objetivo muy claro: darse a conocer. Su primer video fue sencillo, con el mismo tono afable que ha mantenido a lo largo de los últimos meses.


Johnny Araya y la caja de leche (20 de octubre del 2013)



Sin duda el video de parte de un medio periodístico de mayor impacto de la campaña e, irónicamente, el más modesto en sus recursos técnicos. El desconocimiento del precio de varios productos de consumo persiguió a Araya a lo largo de la campaña, al punto que aún en los debates televisivos sus adversarios mencionaban el casado de ¢1.000.


JUSTO OROZCO PRESIDENTE 2014 (30 de octubre del 2014)



Este es el único video promocional y oficial en Youtube de la campaña presidencial del candidato más conocido entre los que tienen menor intención de voto. A diferencia de lo sucedido durante los tres años anteriores en que robó mucha cámara como diputado, Orozco fue un candidato presidencial bastante inadvertido.


Contráteme (30 de octubre del 2013)



Apuntó a ser la punta de lanza de la campaña de Johnny Araya pero no dio los resultados esperados. Luego el candidato y su comando admitieron su insatisfacción con la propuesta e incluso rompieron el vínculo con la agencia Tribu.


¿Usted lo contrataría? (31 de octubre del 2013)

 

Luis Guillermo Solís no dejó que la bola picara y al día siguiente del lanzamiento de "Contráteme" le respondió a Araya con cuestionamientos sobre su desempeño al frente de la alcaldía josefina.


Hernán Jiménez - Vamos por partes: "Manual de campaña política en Costa Rica" (31 de octubre del 2013)  



Este segmento del espectáculo de comedia de Jiménez se volvió común en las redes sociales en los meses siguientes, gracias a su acertada descripción de los anuncios tradicionales de algunas agrupaciones políticas.


Informe de gestión y logros del Partido Restauración Nacional (3 de noviembre del 2013)

 

El partido de Carlos Avendaño puso énfasis no en su aspirante presidencial sino en su nueva figura, el candidato a diputado Fabricio Alvarado. De hecho, este anuncio toma el formato de un noticiario, aprovechándose de que muchos costarricenses aún recuerdan a Alvarado como presentador de noticias, tras su paso por Repretel.


 Primer Spot Canal 7 PNG (15 de noviembre del 2013)

 

Sergio Mena es otro candidato que buscó aprovechar a su favor el hecho de ser un desconocido.


Alberto Padilla entrevista José María Villalta (19 de noviembre del 2013)



A medida que la popularidad de Villalta iba en aumento, así también se acrecentaron los ataques en su contra. Esta entrevista suya con el periodista Alberto Padilla se tornó viral y muchos detractores la usaron para evidenciar lo que alegaron fueron debilidades o contradicciones del candidato del Frente Amplio.


Mis propuestas 01 (24 de noviembre del 2013)

 

Rodolfo Piza optó en sus mensajes, ya como candidato del PUSC, por desarrollar su propuesta en distintos temas, por medio de videos cargados de información.


Así somos los jóvenes (30 de noviembre del 2013)

 

En un anuncio que más parecía salido de una campaña de Coca-Cola, Otto Guevara procuró mostrarse como una persona accesible y cercana a la juventud.

Igualdad (6 de diciembre del 2013)

 

Uno de los videos más llamativos de la campaña del 2014, pues fue el primer material proselitista en nuestro país en mostrar a parejas del mismo sexo y en referirse a los derechos de la población GLBT.


 Primer spot publicitario de Patria Nueva (6 de diciembre del 2013)

 

José Miguel Corrales y su partido debutaron con un video sencillo en sus recursos y realización, en la que se apela a la trayectoria del veterano candidato.


 El Sastre de Villalta (11 de diciembre del 2013)

 

Uno de los videos más polémicos de la actual campaña: financiado por un grupo de empresarios que se declaró independiente fue la primera pieza de ataque directo a la candidatura de José María Villalta, en momentos en que el Frente Amplio ya era una fuerza en ascenso en las encuestas.


José María Villalta - Mensaje de Navidad (23 de diciembre del 2013)

 

Para fin de año sobraron los mensajes navideños de parte de los candidatos. Villalta tuvo el suyo, mostrándose en un ambiente familiar y reposado que fue objeto de mofa y aplauso por igual.


Nuestro nombre es Costa Rica (27 de diciembre del 2013)

 

No solo se trata del video independiente más importante de la campaña sino también del mensaje que logró mayor impacto y polarización. Producido por un grupo de estudiantes de la Universidad de Costa Rica fue una crítica a los gobiernos de las últimas décadas. El video no solo tuvo su respuesta de parte de otro grupo de jóvenes, sino que propició todo tipo de análisis e incluso una denuncia ante el TSE.


Nuestro nombre es Costa Rica (31 de diciembre del 2013)

 

Video respuesta de parte de la juventud liberacionista al hecho por los estudiantes de la UCR y, al igual que aquel mensaje, también despertó todo tipo de pasiones y reacciones.


Nuestros sueños merecen ser realidad (1° de enero del 2014)

 

Rodolfo Piza inició el año pidiendo que no se repartan nada antes del 2 de febrero y reafirmando que seguía en la pelea, a pesar de su poco respaldo según las encuestas.


El cambio bueno para Costa Rica (3 de enero del 2014)

 

Otto Guevara arrancó enero con ataques directos a Araya y Villalta, ya cuando los sondeos mostraban que la lucha estaba entre ellos tres... en ese momento.


 ¡Con Costa Rica no se juega! (9 de enero del 2014)

 

En su anuncio más atrevido y encarador, Solís ubicó a sus tres principales adversarios en una casa de sustos y patentó su lema de que "Con Costa Rica no se juega".


Gobernar es un asunto serio (9 de enero)

 

Piza pautó este austero anuncio durante uno de los debates presidenciales. La producción fue muy criticada no por su contenido sino por su realización amateur.


Vamos con esperanza #SiHayPorQuienVotar (12 de enero del 2014)

 

La primera producción del equipo de Villalta que apeló a un sentido más lúdico. El lema de "Sí hay por quien votar" se transformó en un jingle.


Bajo el sol (somos más) (13 de enero del 2014)

 

Un grupo de músicos nacionales –de bandas como El Parque, Gandhi, Akasha y Malpaís– grabó y donó esta canción a la campaña de Solís.


Los Niños Quieren Una Patria Nueva (13 de enero del 2014)

 

Uno de los anuncios más particulares de los últimos meses presenta a un par de niñas hablando en los mejores términos de José Miguel Corrales. Su realización es muy básica (con problemas enormes de audio) pero sin duda es uno de los videos más memorables de parte de los llamados partidos minoritarios.


RESTAURACION NACIONAL VALORES (21 de enero del 2014)

 

El partido evangélico presenta a su candidato a diputado Jonathan Prendas en un tono chillón y grandilocuente que más bien remite a comercial de tienda tipo Ekono o Pequeño Mundo.


El Infierno Liberacionista (21 de enero del 2014)

   

Otro video que circuló ampliamente en redes sociales y que denuncia, desde la perspectiva de los autores, los abusos de los recientes gobiernos liberacionistas.


JOSE MANUEL ECHANDI HD (22 de enero del 2014)

 

El anuncio de tono más formal sobre la candidatura de José Manuel Echandi gana como el video proselitista más modesto de toda la campaña 2014: casi que hasta el video casero de Oscar López con su hijo le gana en calidad y recursos.


Vos que estás indeciso, pero vas a salir a votar... (23 de enero del 2014)

 

Líderes jóvenes de opinión mostraron, por su iniciativa, el respaldo a la candidatura de Luis Guillermo Solís. Con ellos tomaron fuerza las etiquetas #TuvotoesPAC, #MivotoesPAC y #UnIndecisoMenos.


Viva la democracia (25 de enero del 2013)

 

En sus últimos mensajes Johnny Araya retomó la demostración de fuerza y mostrar a un país que se pinta de verdiblanco a su paso.


Somos el Cambio (25 de enero del 2013)

 

Villalta retomó a finales de enero su rol como protagonista en la comunicación del Frente Amplio, con mensajes diversos sobre distintas propuestas.


Construyamos juntos la #CostaRicadeTodos (26 de enero del 2014)

 

En uno de los anuncios más comentados de enero, el comando liberacionista se puso en manos de Geovanny Bullgarelli, quien presentó a la democracia como un capullo herido al que unos niños rescatan y al que una abuelita de un pueblo ¿cuáquero? le teje un abrigo tricolor. Pasó a la historia no solo por su memorable frase de "Nunca había visto una tan grande", sino también por la lluvia de críticas que desató, incluso de voces del gremio publicitario.


Futbolistas con el cambio (27 de enero del 2014)

 

Los futbolistas Mauricio El Chunche Montero, Alonso El Mariachi Solís y Patrick Pémberton le dieron su apoyo público a Otto Guevara, en uno de los pocos anuncios que apeló al uso de figuras populares externas a la política. Para su mala fortuna, el anuncio coincidió con una pésima semana para el portero Pémberton, tanto con la Sele como con la Liga, lo que se prestó para todo tipo de chistes.


Compromiso de Luis Guillermo con la niñez (27 de enero del 2014)

 

Solís planteó en términos muy generales sus iniciativas a favor de la niñez mientras narraba un cuento a su hija menor.


Carta de amor A Luis Guillermo Solís (27 de enero del 2014)

 

Un video que nació de un texto que se hizo viral, de parte de Denise Duncan. Costarricense radicada en España, Duncan escribió una carta abierta a Solís que fue adaptada por un grupo de mujeres costarricenses en este video, dirigido por la cineasta Laura Astorga.


Nos mueve el amor a la Patria (28 de enero del 2014)

 

Villalta reflejó en su mensaje de cierre el ambiente de sus concentraciones de partidarios. Además su equipo procuró proyectar una imagen más amigable de la presidenta del partido, Patricia Mora, cuyas opiniones fueron objeto de crítica y usadas para atacar al candidato en los debates televisivos.


Sólo me falta un voto: ¡El suyo! (28 de enero del 2014)

 

Luis Guillermo Solís cerró una campaña redonda, en la que volvió a su mensaje original para dejar claro que el objetivo de darse a conocer se cumplió.


Llamado a los Jóvenes Liberacionistas (29 de enero del 2014)



En uno de sus mensajes más cercanos a la elección, el PLN volvió a echar mano de Lea Netzer, la misma elocuente joven del video respuesta a Nuestro nombre es Costa Rica y que se convirtió en una figura de credibilidad inesperada.


¡Sabremos Elegir!: ¡Nuestro nombre es Costa Rica! (30 de enero del 2014) 

 Los jóvenes de Nuestro Nombre es Costa Rica cerraron su campaña con otro mensaje a los políticos tradicionales, complementando lo que iniciaron en su muy difundido video de finales del 2013.

 

martes, 7 de enero de 2014

Los deba-ticos del Tribunal Supremo de Elecciones en 10 puntos





1. Los grandes beneficiados: Sergio Mena y Hector Monestel. Entraron como perfectos desconocidos y salieron bien parados, sobre todo Mena.

2. Los calienta bancas: José Manuel Echandi y Walter Muñoz. Bien pudieron no haber llegado que nadie los echaría de menos.

3. Los ya no tan desconocidos: Luis Guillermo Solís y Rodolfo Piza. Aprovecharon bien la oportunidad para hacerse escuchar y explotar su fuerte como académicos acostumbrados a dar clases magistrales.

4. El mal chiste: Justo Orozco. Fuera de su ambiente de polémica natural y sin oportunidad para atacar a las minorías, el señor de los problemas matemáticos fue solo un intento fallido de comic relief. Se echa de ver que ya la gente ya se está cansando de él.

5. El transformista: Otto Guevara. Muchos fuimos los que nos sorprendimos con su discurso de conservadurismo religioso, ¿de cuándo acá? Bastante forzada su versión criolla de línea a la tea party.

6. El cuento de terror: Carlos Avendaño. La discriminación y el fanatismo como banderas. De políticos así líbranos Señor.

7. La rabia: José María Villalta. Demasiada ira, demasiado enjache, demasiado echarle la culpa a los demás. Mae, ya, tómese un vaso de agua, respire hondo y dedique lo que queda de campaña a hablar más de usted y menos de otros.

8. El viejo zorro: José Miguel Corrales. El candidato vitalicio que sabe no puede ganar y más bien sirve de comodín (parecido a Fishman en la elección pasada). Le hizo a Luis Guillermo Solís una pregunta perfecta para que el otro se luciera.

9. El futuro diputado: Oscar López. Para volver a la Asamblea el hombre del traje blanco usa los foros presidenciales. Bien jugado, la verdad. Eso sí, quedará como el único sobreviviente de un PASE que ya tocó techo.

10. El loop: Johnny Araya. Al escucharlo uno se queda con la impresión de estar oyendo un disco rayado de sus tiempos de alcalde, con el mismo tono, la misma actitud plana, la misma hablada de político de profesión. Y tras de todo, esa sonrisa.

Notas al margen: De parte de la producción lo único peor que la música seleccionada fue incluir a Lizette Castro como moderadora. Les juro que cada vez que la escuché hablar sentí que en cualquier momento entraría alguien de Importadora Monge a regalar una lavadora y vendría un primer plano de lágrima rodando.

lunes, 23 de diciembre de 2013

40 menores de 40 del 2013 (versión libre y subjetiva)




Esta lista, que empezó a armarse desde hace varios meses, es mi egoista y muy subjetiva versión de la que todos los años publica el semanario El Financiero, en la que se destaca el talento joven que, a criterio de ese medio, más se hace sentir en nuestro país.

Dado que (aún) soy menor de 40, dicha publicación siempre me ha llamado la atención y años a año me deja la misma inquietud, no porque la gente ahí incluida no lo merezca (no soy quien para decirlo), sino porque no conozco a más de 3 o 4 de los homenajeados. Esto se entiende por la naturaleza de nicho del semanario, por lo que gran parte del grupo de jóvenes proviene de los sectores empresarial y académico, con unas muy contadas excepciones venidas de la cultura, el arte y el entretenimiento.

Año a año me parece increíble que jóvenes que han destacado a todas luces sean obviados en los 40 menores de 40, cuando (digo yo) su lugar en la lista debería ser obvio. Y así empezó este ejercicio: primero juntando a 10 nombres que de fijo deberían estar en el especial de El Financiero, luego sumándole talento indie que merece más divulgación, y finalmente agregándole a héroes personales que tengo entre mis referentes.

Así que acá queda: mi lista de 40 personas menores de 40 de Costa Rica a los que vale la pena poner atención, seguir y promocionar. A la mayoría la he tratado, algunos incluso los cuento entre mis buenos amigos; con otros nunca he cruzado palabra, y con varios crucé muchas palabras de más.

Sin embargo, más allá de cómo llegaron acá, puedo dar fe que todos son jóvenes brillantes, valientes y positivamente incómodos. Como es de esperarse muchos provienen del mundo del entretenimiento, no solo porque me es más cercano sino porque me parece injusto el que se le ignore en ejercicios de este tipo.

Consideraciones: en algunos casos hice trampa, al juntar a varios muchachos y presentarlos como un equipo, pues efectivamente funcionan y destacan como tal. También aclaro que no hice un estudio minucioso sobre la edad de los 40, pues se trata de gente que yo creo es menor de 40. En otras palabras: no datunié a nadie, así que bien alguno de ellos puede tener más de 40. Si tal es el caso, pues me disculpo. Además, al final incluí una lista cortita de cuarentones que igual merecen mención y que de fijo estarían en el conteo principal en caso de que la edad aún se los permitiera.

A todos los acá mencionados mis disculpas anticipadas, tanto por hablar de ellos así, de golpe, sin que me lo pidieran, y además por el hurto y uso descarado de sus fotografías (casi todas tomadas de sus perfiles de Facebook).

1. Adrián Poveda

Adrián ha sido una figura casi mística en la escena under de la música local. Lo conocí cuando era guitarrista de UFO y recuerdo lo que me impresionó su convicción y lo mucho que aprendí cada vez que conversé con él. Con los años Poveda ha extendido su creación en todas las direcciones, tanto en el dibujo y el diseño como en lo musical.

Hoy Adrián es la mitad de Monte, un dúo de ¿pop? bastante experimental que se ha convertido en uno de los secretos mejor guardados del arte tico. La banda –que también incluye a Franco Valenciano– suena más afuera que en el terruño y se cuenta entre las favoritas de muchos de sus colegas músicos y de gente de los medios.




2. Adriana Álvarez


GestaciónPuerto Padre y Dele viaje tienen dos elementos en común. El primero es que se trata de tres de las producciones de ficción nacionales que más han dado de qué hablar, para bien, en la última década dentro de nuestra aún inmadura industria audiovisual.

El segundo es Adriana Álvarez.

No es gratuito que en apenas cinco años Adriana se convirtiera en la actriz más galardonada del medio cinematográfico local. Su talento le ha puesto buenos trabajos en el camino, y así la vimos saltar de Gestación Puerto Padre, la cinta de Gustavo Fallas que está causando positivas impresiones a su paso. Y sumémosle a sus atestados lo que está logrando como parte de Dele viaje, la serie web que fue tema de conversación en redes sociales desde su estreno, meses atrás.

3. Alberto González

Beto Beto es la creatividad con pies. Trotamundos consumado, este diseñador y especialista en User Experience sería feliz si el mundo fuera en dibujos. Un rasgo suyo que le hace digno de seguimiento es su enorme criterio y enciclopédico conocimiento sobre temas de todos los colores (además de sus chuzas caricaturas).

Voy a tratar de decirlo sin sonar grosero, pero Beto tiene algo de lo que carecen muchos de sus colegas diseñadores con los que he trabajado: habilidad para expresarse claramente por escrito. Y eso, mezclado con su talento innato para el dibujo, lo hace un tipo de cuidado.


4. Ale Fdz

El primero de dos Alejandros Fernández en esta lista, Ale es a mi gusto uno de los músicos más talentosos e interesantes que este país ha visto en mucho tiempo. Siento que fue el primero en resolver bien la histórica resistencia hacia el pop local, y a él se debe la que considero la mejor canción pop que se ha hecho en este país: Bola de cristal.

Multi instrumentista, cotizado como baterista aquí y afuera, gatazo detrás de la mesa de grabación y cantante privilegiado, Ale es una cuchilla suiza llena de soluciones. Sumémosle un notorio gusto por la música noventera (algo raro en alguien tan joven) y buen sentido del humor. A Ale lo conocí hace un par de años con un puño de canciones originales y una guitarra; hoy ya tiene banda, dos discos, videos de muy alta calidad en canales internacionales y un nombre posicionado que logró esquivar los chistes lógicos de potrillos.




5. Alejandro Fernández

Periodista con olfato de abogado, abogado con pluma de periodista, Alejandro es un híbrido exitoso entre dos profesiones. Especializado en arrancarle información de interés público al Estado por medio de recursos de amparo, Alejandro es ficha precisamente de El Financiero, al que se reincorporó hace poco después de un tiempo de estudio y especialización en Chicago.

Alejandro es un chavalo sensato, que no se anda con las ramas, opina sin miedos y se le atraviesa al tren como si nada. Sus artículos de opinión en La Nación son frecuentes y rara vez pasan inadvertidos, pues usualmente exponen la incompetencia y/o desatinos de alguna figura pública.  Y a todo eso sumémosle una verdadera rareza en el gremio periodístico: matiza el buen punk rock.


6. Alessandro SolísCarlos Soto y Manuel Montero: El Chivo

Cierto que su programa ya no existe. Sin embargo, lo hecho por estos tres muchachos va más allá del hoy.

Hasta hace unos meses El Chivo era EL programa musical a escuchar en la radio nacional, y no solo por la majadería de sus conductores a poner la música costarricense por encima de todas las cosas. En una ocasión tuve el placer de acompañar a este trío en la cabina y daba gusto verlo en acción. Alessandro, Manuel y el Carlox son carajos con criterio, que opinan y se comen la bronca en una época en que los locutores de radios musicales procuran no ensuciarse las manos con temas "que se salen del perfil de la emisora".

El Chivo fue un espacio contestatario, atrevido e inquieto y que a mi criterio le dio un enorme valor agregado y mucha credibilidad a la 104.7 Hit. Por esto, el que la radio dejara ir, sin dar la lucha, a su programa de más alto contenido es una pena enorme. Y si bien en su despedida los tres dicen estar muy concentrados en su actuales proyectos y ocupaciones, yo sí espero que el enorme potencial que desatan como equipo pueda volver a oírse, que buena falta como país nos hace.


7. Álvaro Murillo

A Álvaro lo conozco desde la UCR, donde algún infeliz dijo que parecíamos hermanillos. El chiste no nos hizo gracia a ninguno de los dos pero lo cierto es que desde entonces hemos coincidido mucho a lo largo del camino y hoy trabajamos a pocos pasos de distancia. Sin embargo, en algo sí nos diferenciamos: Álvaro escribe mucho mejor que yo y hoy por hoy es la mejor pluma que tiene La Nación y sin duda uno de los mejores cronistas contemporáneos de nuestro país.

Un texto de Álvaro viene con sello de garantía y eso les quedó claro a las distintas cabezas que tuvo la finada (y extrañada) revista Soho, donde fue colaborador indispensable. Después de mucho andar, recientemente Álvaro compartió lo que pudo con los estudiantes de periodismo de la U Latina, quienes espero aprovecharan una clase que sí les servirá.


8. Ariela Muñoz

Ariela es fotógrafa, herediana, activista y valiente. A ella la conozco por medio de mi esposa Mónica desde hace rato y siempre me cayó bien. Sin embargo, poco sabía de su trabajo como profesional hasta que me golpeó virtualmente (y a muchos ticos más) con su campaña de Los Incurables, hecha en conjunto con Jimena Cascante.

Harta de tanta ofensa a la dignidad de la comunidad GLBT, Ariela tomó su cámara y fotografió a decenas de personas que no quieren ser "curadas" de su condición humana, muy a pesar de los cánticos de intolerancia de diputados, pastores, curas y otros líderes que aseguran que la homosexualidad es una enfermedad tratable. Desde entonces he seguido el trabajo de Ariela y todo es digno de aplauso de pie.


9. Arturo Pardo

Arturo es un personaje en todo el sentido del término. Escribe como pocos, su humor –que es muy suyo– es un batazo en Instagram, y su música cada vez vuela más alto, por medio del aporte que hace dentro de la banda Foffo Goddy.

El mayor de los Pardo tiene también la particularidad de caerle bien a todo el mundo, lo que lo convierte en un aglutinador de contactos e influencias dentro de la escena musical del país. Poca gente tiene la habilidad, como él, de conciliar y rimar con músicos de todos los género. Arturo fue el primero que me habló, hace ya muchos años, de artistas entonces debutantes que hoy deslumbran y son carne de titulares a diario: eso se llama tener tanto buen oído como mejor olfato. Y, para terminarla, es un periodista innovador, acostumbrado a sacarla (para bien) del estadio con enfoques llenos de empatía hacia el lector.




10. Cristian Cambronero


El primero de tres casos en los que mi lista sí coincide con personajes que han sido parte de los 40 menores de 40 de El Financiero.

En muchos niveles Cristian se ha ganado ser un referente para la generación de costarricenses que tenemos un pie entre los 30 y los 40. Su trabajo pionero como bloguero, su nombre bien labrado dentro del periodismo nacional y sus ideas de avanzada lo tienen aún como una voz a considerar y oír, a pesar de que su fusil de chispas hace rato no dispara.

Cinco años atrás Cambronero era el bloguero por excelencia del país y lo que dijera o escribiera era santa palabra para muchos. Para su buena fortuna, pues presumo que en algún momento la presión de la fanaticada llegó a ser abrumante, otras voces igual de elocuentes han surgido de la blogosfera criolla. Esto le permitió a Cristian diversificarse y, por qué no, romper la cadena que lo ataba al Fusil. Sin embargo, con o sin actividad en su blog, este periodista y emprendedor de las nuevas tecnologías sigue hablando desde un podio privilegiado, con una credibilidad que vale oro.


11. Daniel Cuenca

Daniel es el cantante de Sonámbulo y uno de los ideólogos de la más exportable de las agrupaciones musicales de este país. Sin embargo, Daniel es mucho más que eso.


El año pasado, a propósito de la actuación de Sonámbulo en el festival Austin City Limits, tuve la oportunidad de compartir buen rato con los músicos y de las pláticas con Cuenca siempre algo me quedó. Daniel sabe usar su plataforma artística para exponer causas, tanto suyas como de otros. Su vivencia sobre el arte nacido en las calles y las iniciativas populares está forjada tras años de involucramiento, de no esperar a que le cuenten, sino de enrollarse las mangas y pasar del dicho al hecho.




12. Daniel Patiño Quintana

Otro músico que a fuerza de romper lo tradicional es hoy una de las voces más notorias del país. Lo primero que supe de él fue cuando lo escuché cantar con un grupo del que hoy poca gente se acuerda –Senestesia– y que, a la luz de los acontecimientos, poco se ajustaba al estilo que Daniel marcó desde que hizo casa aparte.

Lo de casa aparte no es necesariamente cierto, pues el joven cantautor armó alrededor suyo a una de las bandas más particulares del país. Con dos discos y un DVD al hombro, Patiño Quintana (el grupo) es una positiva anomalía en nuestro medio: rock que se abrió de brazos a la nueva canción, al bolero, a la fusión latinoamericana, que bien puede ser parte de un festival lleno de mechudos como de una peña cultural. Patiño hace pop con descaro y gusto, sin perder una gota de credibilidad callejera en el camino. Y a esto sumémosle un rasgo compartido por todos los otros músicos aquí mencionados: actitud incómoda, una boca que no se mide y lanza sus verdades con estilo, sin que importe el qué dirán o quedar bien.





13. Debi Nova

Yo a Debi empecé a seguirla en serio hasta hace poco, hasta que volvió al terruño.

No discuto sus innegables calidades artísticas y en su momento me alegró lo que logró en la música estadounidense. Sin embargo, aquella etapa palidece, en mi opinión, frente a lo que está haciendo ahora.

Yo por encima de esa Debi que la pulseaba en Los Ángeles me quedo con la de hoy, la que está acá, mangas arrolladas, dando la pelea en varios campos. Creo en su poder como líder de opinión, como una voz no solo talentosa sino coherente. Y no me cabe la menor duda que su arte es exportable y que pronto la llevará a donde se merece (lo que ha mostrado de su nuevo disco es muy prometedor) pero, mientras eso sucede, sepamos aprovecharla aquí, ahora.






14. Debbie Ponchner

Debbie y yo llegamos a La Nación casi al mismo tiempo, hace ya más de una década, y aterrizamos en las páginas de Viva. Desde entonces hemos sido buenos amigos y colegas, especialmente porque desde mi condición de fiebre (de los temas de entretenimiento), me es fácil entenderla en su loquera por el periodismo científico.

A la fecha creo que nadie en este país se ha preparado más y mejor que ella para conciliar el rigor de la ciencia con el frenesí del periodismo. Antes de ella, el periodismo científico era más una rareza limitada a publicaciones académicas y poco leídas. Fue Debbie la que metió cabeza para que La Nación le diera más páginas a los temas de ciencia y tecnología, formando sobre la marcha una escuela de redactores también interesados en dichas temáticas.

Hoy buena parte del día se le va en reuniones y labores de coordinación, como parte de su trabajo como jefa de redacción del diario. Sin embargo, cuando la sangre la llama, ahí está su blog para desahogar a la científica interior.





15. Diego Delfino y Adrián Pauly: 89 Decibeles

Muchos (y me incluyo) hemos soñado sobre cómo debería ser la comunicación y el periodismo en Costa Rica. En el caso de Diego y Adrio, ellos pasaron de la hablada y sus 89 Decibeles ya tienen 10 años de ser referente e inspiración.

Tuve la dicha de seguir casi que desde su nacimiento a 89, cuando sus dos responsables eran un par de muchachillos con muchas preguntas y pocas respuestas. Y si bien su medio ha crecido porque el público así lo ha querido, el norte siempre lo ha marcado este dúo, uno que lejos de funcionar como Master-Blaster más bien se asemeja a los hermanos Korioto. Legítimo yin y yan.

En buena teoría, Adrián se ocupa de la parte técnica. Sin embargo, su rol se ha expandido y hoy lo siento como uno de los cronistas de conciertos más maduros del país, además de fotoperiodista colmilludo. Su opinión suele dar en el blanco y su conocimiento en temas de cultura y tecnología es envidiable.

En cuanto a Diego, admito que me resulta una fuente constante de envidia, pues me encanta lo que escribe, cómo lo escribe y dónde lo escribe. Delfino es un opinador nato, un motivador sin quererlo y un aspiracional para mucha gente que busca hacer lo propio, marcar su estilo. La cantidad de veces que he coincidido con él solo es sobrepasada por el número de ocasiones en que no compartí sus ideas. Sin embargo, siempre le he reconocido una claridad enorme en su pensamiento y expresión.

El arte, la cultura alternativa, el periodismo joven y especialmente la música nacional le deben mucho, muchísimo, a este par de majaderos. Yo les debo mucho, por muchas razones.


16. Douglas Contreras El Transformer

Douglas es uno entre los miles de nicaragüenses que habitan la ya mítica ciudadela La Carpio, espacio que se ha extendido al margen de la capital y que culturalmente ya tiene un peso enorme en nuestro país, aunque muchos aún solo lo vean mediante la estereotipada asociación con miseria y delincuencia.

Lo que diferencia a Douglas de sus vecinos es que él es un narrador, un cronista, un artista que extrae historias de las calles sin asfaltar de La Carpio y las transforma en hip-hop. Sin mayores recursos técnicos o económicos, Douglas ha ido haciéndose un nombre, trascendiendo su entorno más cercano y hoy sus videos en Youtube cuentan las reproducciones por decenas de miles. Douglas además es un líder comunal valiente y que sabe que las cosas pueden ser mejor para sus vecinos y, a diario, emprende pequeñas luchas de titanes.





17. Esteban Rodríguez y Alejandro Imbach: Seka

La historia del rock costarricense debe tener un apartado especial para Seka. La banda fundada hace casi 20 años por este par de amigos en su natal Turrialba ha servido como hilo conductor al movimiento under del rock original en este país, relacionándose y colaborando con la mayoría de grupos relevantes que han surgido y caído a lo largo de los años.

Esteban y Alejandro han sido desde el inicio el combustible de la banda, dos músicos con sobredosis de actitud y empeñados en nadar contra corriente, en hacer las cosas a su manera, al sea como sea. Su causa es justa, sus canciones incendiarias, melancólicas, directas, siempre en el grano, sin miramientos, propositivas y enjachadoras.

El éxito de esta dupla no se puede medir en los términos de la industria, pues lo suyo es un legado más trascendente que pegar una pieza en la radio o tener miles de seguidores en Facebook. Para ellos, ante todo está la convicción.





18. Evelyn Ugalde

Evelyn es otra que sí logró en su momento espacio en el especial de El Financiero, y con sobrado mérito. Fuimos compañeros en la ECCC y en ese entonces no noté la obsesión que consume a esta periodista: la lectura.

Evelyn está en un cruzada personal por lograr que Costa Rica lea más y mejor material, ojalá de producción local. Con esto en mente le dio forma a Club de libros, sitio web en el que tanto lectores como autores encontraron su "casa club". Desde ahí, Evelyn y sus colaboradores difunden la obra de escritores nacionales, organizan encuentros, procuran que las letras alcancen a todos. En dos platos: se la parten por y para que la gente no se olvide del placer que se siente cuando uno tiene un buen libro entre manos.


19. Gustavo Cornejo

Gustavo no será un nombre muy conocido por el gran público y, sin embargo, su trabajo tiene impacto en gran parte de la población del país. Y cómo no, si sobre sus hombros recae la administración de la marca más internacional que tiene Costa Rica.

Gustavo es el gerente de marca de Imperial.

Mis primeros intercambios con él se dieron previos a la edición 2012 del Festival Imperial, evento del cual él fue su rostro responsable más visible, además de uno de sus máximos ideólogos. Desde entonces hemos conversado varias veces y su conocimiento del consumidor costarricense, sus valores y hábitos es casi enciclopédico. Gustavo además es un ferviente creyente en los poderes de la música y por eso mucho de su trabajo con Imperial termina reflejado sobre un escenario, casi siempre con talento nacional de por medio. Además, en vista de que sus decisiones inevitablemente impactarán todas las mesas de tragos del país, Gustavo sabe escuchar, especialmente porque Imperial hace rato dejó de ser una marca de Florida Bebidas para convertirse en un activo nacional, incluso más fuerte de nuestra nueva marca país.


20. Gustavo Jiménez

Cuando en Grupo Nación empezó a circular la versión de que Al Día se convertiría en un diario 100% deportivo, el nombre de Gustavo Jiménez saltó desde el inicio como el ideal para dirigir el nuevo barco. Y así fue.

Tavo no solo es un chavalazo, sino por mucho uno de los periodistas deportivos más brillantes de nuestro país, algo que se agradece en un gremio lleno de improvisados que editorializan desde la gradería de sol. Sin los vicios de la vieja escuela ni las mañas de los 2.0, Gustavo resultó el indicado para guiar a un producto que si bien responde a la pasión, por dicha no renuncia a la razón.

Lo único que lamento de que asumiera el cargo de director es que eso nos privó de contar con más frecuencia con sus crónicas y artículos, pues para nadie es secreto que la suya es una de las mejores plumas que Llorente ha visto en su pasado reciente. No hace muchos días Tavo se retiró –bajo sus propios términos– de Al Día, con lo que espero pueda volver a las canchas, aunque sea de vez en cuando... la afición lo pide.


21. Hernán Jiménez

Hernán también sabe lo que es ser parte del especial de los 40 menores de 40 de El Financiero. Y es que durante los últimos cinco o seis años, la obra de este actor y cineasta ha sido sencillamente ineludible.

No sé si él se verá como tal pero, para mis efectos, Hernán fue el que le abrió la puerta al stand up en nuestro país. Hoy que los comediantes de escenario parecen surgir por generación espontánea, Jiménez sigue siendo el maestro, el referente, el que marca la ruta y ya se hizo costumbre que sus rutinas se desarrollen a teatro lleno, con un gentío soltando la carcajada ante sus monólogos de un país que por absurdo da risa. Y es que si bien su trabajo es para reírse, el mismo se sustenta en un análisis de la realidad nacional que debe tomarse muy en serio.

Desde luego que su faceta de stand up es apenas la más visible de una carrera llena de versatilidad. Sus dos largometrajes se cuentan entre las películas más taquilleras y exportables de nuestro país, y cualquier proyecto en el que se involucre rara vez pasa inadvertido.




22. Javier Arce

Si Luis Montalberth-Smith fue una década atrás el frontman por excelencia de Costa Rica, hoy ese título le corresponde a Javier Arce.

El cantante de Cocofunka es en la actualidad uno de los rostros y voces más reconocibles de la música local. Sin embargo, lo que lo hace un nombre a tomar en cuenta es su enorme arrastre: hoy Javier habla y son muchos los que escuchan.

Javier se inserta dentro de la línea de cantantes místicos, con aires a la Morrison. En el escenario es impredecible y uno teme que se desarme de tanta contorsión, pues para él el baile es, más que obligatorio, algo inevitable. Sin embargo, Javier es mucho más que un buen músico, pues el impacto de sus mensajes va más allá del escenario, tiene excelentes dotes de orador y sabe manejar al público como pocos.




23. Juan Carlos Hidalgo

Si bien ahora sale en CNN casi que a diario, a Hidalgo la mayoría lo conocimos gracias a Por la libre, el blog que firma en El Financiero y desde el cual desmenuza, sin misericordia, la actualidad política y económica del país. No tengo cómo confirmarlo pero hace rato estoy convencido de que su blog es uno de los más leídos del país y que Juan Carlos bien puede ser hoy el bloguero más influyente de Costa Rica.

Liberal sin tapujos, Juan Carlos es un ácido crítico de la mayoría de partidos políticos que hoy optan por llegar a Zapote (incluso del Movimiento Libertario, del cual antes formó parte). Sin embargo, de su blog han sido especialmente interesantes sus opiniones sobre el triste desempeño de la administración Chinchilla: insumos le han sobrado, gracias a la torpeza del Ejecutivo.


24. Laura De León

Alguien a quien también conocí en los pasillos de la Escuela de Ciencias de la Comunicación Colectiva. De primera entrada la recuerdo como la hija del entrenador de fútbol para luego caer en cuenta de que se trataba de una excelente conversadora.

Con una afinidad nata para las redes sociales, esta relacionista pública se ha levantado en los últimos años como una líder de opinión, alguien a tomar en cuenta, y lo curioso es lo que ha logrado gracias a su afinidad con un movimiento artístico que de nuevo no tiene mucho. La música de plancha que marcó la infancia de todos los mayores de 30 es hoy un bien preciado objeto cultural y Laura es, por mucho, la figura más autorizada en la materia en nuestro país. Sus planchatones en el bar El 13 son desde hace rato un punto alto en las noches josefinas y le han permitido a la Reina hacerse oír, no solo sobre su encicolpédico conocimiento musical, sino sobre todo tipo de temáticas sociales, siempre con mucho tino y empatía.


25. Laura Pardo

Laura es fotógrafa, y muy buena. Hoy hace felices a los neoyorquinos, pues empacó sus lentes y trípodes y se instaló, junto a su familia, desde hace un rato en la Gran Manzana. Allá su talento rapidito se hizo notar, al punto de llegar a ser tomada en cuenta por Michael Kors para una de sus campañas.

Si bien las bodas son su especialidad, Laura también ha hecho trabajos muy interesantes en materia de género y es una valiosa defensora de los derechos de la comunidad GLBT. Y, a todo esto, leer sus reportes, muy a la tica, de la vida en la capital no oficial de Estados Unidos siempre es un placer.


26. Leonardo Chacón

Desde hace rato Leonardo es el deportista que más admiro de este país. Como expliqué en un post del 2012 –y originalmente en un texto del 2008–, Leo Chacón se ganó mi respeto hace ya algunos años, cuando él era un triatlonista adolescente y yo un estudiante universitario.

Su caída en las olimpiadas de Londres y todo lo que vino después lo elevaron por encima de la media del deportista tico: un muchacho sin ego, sin ganas de robarse el show, alguien que inspira, que ayuda, que tiende la mano sin hacerse autobombo. Hoy que sobran los bombetas y payasos metidos a charlistas y genios de la autoayuda, Leo es alguien que sí me alegra tomara el micrófono para compartir sus experiencias de vida con otras personas. Su rol de líder, de modelo a seguir es innegable.


27. Leonora Jiménez

El texto sobre Leonora puede resultar un toque extenso, pues implica una explicación previa de mi parte.

Soy, por formación y vocación, periodista de entretenimiento y desde el inicio canalicé mis esfuerzos en divulgar el trabajo de creadores que no eran de los preferidos de la prensa de espectáculos (roqueros, gente del audiovisual, etc). En vista de lo anterior, al modelaje siempre le presté poca atención, quizá porque a dicho sector le sobraban páginas y periodistas a su servicio, generosos en indulgencia y dispuestos a valorar más las lindas sonrisas que los méritos.

Cuando el nombre de Leonora Jiménez empieza a sonar con fuerza mi reacción inicial fue de rechazo, pues, pensé que ya suficientes modelos teníamos tratando de robarse el show. Recuerdo que en mis inicios en redes sociales le reclamé a Facebook que me la sugiriera de amiga y no fue poca la gente que salió en su defensa, diciéndome que tenía una visión equivocada de la rubia.

Los años han pasado y sin pena admito que me equivoqué: Leonora ha hecho méritos para destacar y ser referente, mucho más allá de su trabajo como modelo. En un gremio en el que la proyección social se hace en la medida en que sirva para salir en alguna foto de Tía Zelmira, Leonora se ha diferenciado, asumiendo compromisos con causas, como la ambiental, con una pasión casi militante. A su favor también destaca su empecinamiento en que la moda sea abordada con el nivel y calidad del primer mundo, llegando al extremo de embarcarse en lanzar su propia publicación, Traffic, convirtiéndose en el proceso en una comunicadora a considerar.


28.  Margarita Durán

Meme es el secreto mejor guardado de Costa Rica. Digo, no es que viva en una cueva o que solo sea conocida por sus mascotas (¡para nada!), sino que creo que sus ideas deberían tener un mayor alcance.

A Margarita la recuerdo como una de las foristas fundadoras de 89 Decibeles, donde siempre destacó por su claridad de pensamiento y palabra. Hoy la tengo como una de mis plumas costarricenses preferidas, a pesar de que aún no hay libros con su nombre en la tapa. Meme escribe, y muy bien, por medio de su blog Entooonces caracolito, donde hay conversaciones con con amigos imaginarios y mucho relato cotidiano, urbano, transparente y esperanzador.

Además, esta amante de las causas imposibles destina buena parte de su tiempo en la generación de espacios de coincidencia entre la gente. Entre manos tiene ahora una celebración en enero que no dudo puede tornarse en tradición.


29. Marlon Villar

Marlon es creador audiovisual y su lente se reconoce a leguas. Desde hace rato lo tengo entre mis directores de videoclips preferidos y lo considero uno de los responsables de haberle dado en el último par de años al video musical tico una apariencia de primer mundo, junto con Neto Villalobos, Pedro Rey, Paulo Soto, Federico Lang, Nicolás Wong y Cristobal Serrá.

Hoy Marlon es también un cotizado director de anuncios comerciales para televisión y un innovador del tipo que hace mucho con un poquito. Su reciente trabajo para la Filarmónica Nacional en honor a la Selección Nacional bien puede ser el video más épico en la historia del futbol tico.





30. Miguel Gómez

La primera vez que escribí sobre Miguel se remonta al 2001 y fue para criticarlo, luego de que la banda que él entonces jefeaba, Gin Aluvosi, subió a unas "bailarinas" ¿exóticas? a la tarima del Rock Fest.

Los años nos hicieron cruzar caminos muchas veces más y mi aprecio por su creatividad y empuje ha crecido como la espuma. Si bien la música fue su primer amor, Miguel encontró su charco en el audiovisual, al punto de ser hoy uno de los pocos cineastas locales que ha proyectado tres largometrajes de su autoría en las salas de cine costarricenses.

Miguel es una voz líder en el medio, alguien que habla con razón y sentido. El suyo es un lenguaje que todos compartimos, con el que podemos identificarnos, un pulseador, un irrespetuoso de lo aburrido y lo predecible. Esté o no con una cámara por delante, Miguel siempre encuentra el modo de expresarse y hacerse entender.


31. Mónica Morales

Mónica es periodista en la revista Perfil, y en su momento fue, al igual que yo, colaboradora en SoHo. Sin embargo, es por lo que escribe en línea que en el 2013 llamó la atención de muchos.

Su blog Es lo que hay es un espacio que con cada nueva entrada capta más lectura. Ahí Mónica escribe de temas aterrizados, sin complicaciones, poniendo por escrito reflexiones que mucha gente no se atrevería compartir en público sobre, por ejemplo, relaciones y sexo. Si bien su línea no es la de las feministas recalcitrantes, de todos modos sus textos muchas veces terminan alzando llama y, curiosamente, he visto que mucha de la crítica proviene de mujeres (tengo colegas periodistas que no soportan su blog... pero igual lo leen). Yo di con su blog meses atrás luego de que escribiera su descontento para con una tradición de chota antiquísima que tenía (y aún tiene) la redacción de La Nación. Aún tengo dudas sobre si su decisión de exponer  nuestro ambiente de trabajo ante todo el país fue la mejor, quizá porque estoy mucho más enterado del contexto de la práctica que ella. Sin embargo, le respeto su molestia y le agradezco la buena y amena lectura.


32. Mónica Quesada

Bien podría asumirse que por jugar de marido espléndido incluyo a Mónica en esta lista. Sin embargo, aquellos que han compartido en el ámbito profesional y académico con ella saben que su nombre se sostiene sin necesidad de que su esposo le venga a meter el hombro.

A la Macha también la conocí en la UCR, en aquellos años en que los estudiantes de Comunicación teníamos más rasgos en común que énfasis diferenciadores. Si bien supo desde el inicio que la publicidad era lo suyo, la vida la llevó a sumergirse en un área que no es la más glamorosa pero sí vital en cualquier agencia: medios. Hoy no me cabe la menor duda de que pocas personas entienden como ella la lógica de la colocación de pauta publicitaria, el alcance y la optimización de mecanismos para abarcar a la audiencia, tanto en Costa Rica como en el resto de la región.

Después de hacer escuela y de formar a decenas de ejecutivos en tres de las principales agencias publicitarias del país, este año la Macha cruzó la acera y  pasó a ser cliente, ahora sumergida de cuerpo entero en su otro patín: el mercadeo. Sin embargo, su voz sigue siendo una muy autorizada en la industria publicitaria de nuestro país.


33. Natalia Monge

Quizá la figura más popular y de mayor arrastre en este listado, Natalia es una particular anomalía en el medio humorístico. La descripción obvia es que se trata de la talentosa imitadora de Pelando el ojo pero su proyección se ha extendido mucho más allá de las voces que hace en Monumental, pues hoy esta joven tiene una credibilidad que vale más que el oro.

Comunicadora multifacética, por todo lado sale y no desentona. En el 2012 fue la invitada estrella del TEDx Pura Vida y su intervención la más aplaudida y memorable de la jornada. Y es que como bien explicó ese día, lo suyo es humor como herramienta, no como un fin. En un gremio saturado de pachucos e improvisados, Natalia ha logrado no solo diferenciarse, sino patentar un estilo muy suyo.





34. Neto Villalobos

No es Por las plumas que Neto está en esta lista, aunque bien podría serlo.

Neto fue fijo entre los 40 aún antes de que su película empezara a coleccionar reconocimientos y titulares, pues para mí ya era admirable lo que había logrado como realizador de videoclips: lo que hizo en los tres años anteriores con bandas como 424, Florian Droids y Cocofunka fue una locura.

Sin embargo, Neto quería más y su ópera prima nos puso a hablar a todos. Por las plumas empezó de la mejor manera, tras reunir fondos por medio de crowdsourcing, para después convertirse en una de las películas ticas con mayor y mejor proyección en el circuito de festivales internacionales. Sumado a esto vino la tontería de los jurados del festival de cine local de dejar por fuera a su cinta, lo que en sí fue más noticia que las películas que sí fueron seleccionadas. Más adelante, el estreno en las salas locales, el boca a boca, el fichaje por parte de HBO... la lista se hizo larga para tan pocos meses.


35. Oscar Cruz

Oscar es uno de los mejores contertulios con los que he compartido. Es más, también es un discutidor feroz y puede argumentar por horas con tal de defender su posición. Y Oscar es mi amigo también, un tipazo que bien podría ser el príncipe heredero de San Ramón, dado el enorme orgullo con que habla de su sangre poeta.

Pero Oscar es más que un buen ramonense de lenguaje florido. A su lado trabajé en La Nación en años intensos de búsqueda de una identidad audiovisual y multimedia para un medio que hasta entonces solo había lidiado con papel y tinta. Seguimos en esa búsqueda y Oscar ya no es parte del equipo, lo cual permitió que ganáramos el mejor crítico de televisión que este país ha leído. Osquitar sabe de tele y se da a entender cuando habla de ese medio. Sus apreciaciones sobre lo bueno y malo de nuestro medio audiovisual deberían ser parte de los programas de estudio de las universidades, especialmente porque todo lo ve desde una perspectiva de neutralidad, sin dejarse enmarañar por los odios o amores de la masa.

Para mí, Oscar (docente, animador digital y, desde luego, reconocido productor) es la voz más autorizada para hablar de producción televisiva en este país. Punto.


36. Pablo Cambronero

Tercer fotógrafo en este listado, Pablo ha desarrollado su arte en muchas temáticas pero con un especial interés y emoción en retratar a los músicos nacionales. Es gracias a su talento y lente que hemos tenido fotografías increíbles de Malpaís, Sonámbulo, Gandhi y Adaptados, por mencionar a unos cuantos, e incluso complejas producciones en video.

Pablo también es un ser cargado de actitud, inquieto y comprometido que se pone la camiseta de las causas que considera justas. Así, su cámara ha registrado a nuestra sociedad, en un ejercicio de fotoperiodismo continuo y creativo.


37. Pablo Acuña

Bien sabido es que un blog lo tiene cualquiera... tener un buen blog son otros cien pesos.

Pablo se hizo un blog, hace un par de años, para hablar de música. Así, con una premisa sencilla, nació Dance to the Radio, sitio que se ha convertido en referencia para todos los que están al tanto de la escena independiente, tanto local como extranjera. Acuerpado por un comprometido equipo de colaboradores/fiebres, Pablo suele dar primicias, mostrándonos antes que nadie aquellos sonidos de vanguardia que meses después serán los preferidos en los demás medios.

Si alguien quiere llevarle la marca a presión a lo más nuevo de lo nuevo de la buena música, entonces DTTR debería ser una visita obligatoria y diaria.


38. Pablo Fonseca

Pablito –como le llamamos en Llorente– es un periodista del que uno siempre aprende algo, ya sea en una tertulia de almuerzo o bien siguiéndole en una charla. En La Nación empezó como asistente de la Teleguía, para después dar el salto como una de las voces más autorizadas cuando de hablar de tecnología se trata.

Hoy Pablo es el editor SEO del Grupo Nación y en mi criterio la persona que más claro tiene el desempeño de los medios de comunicación ticos en la web. Pablo entiende como nadie las trampas y ventajas de buscadores y redes sociales, lo que lo hace siempre estar un paso adelante. Sumemos a lo anterior una pluma que causa envidia y una credibilidad bien ganada, tanto en el gremio como hacia afuera.


39. Roberto Montero

No hace mucho cuando un artista tico decía que tenía un mánager, por lo general hablaba de un amigo de toda la vida, comprometido más como compa que como representante y con escaso conocimiento de la industria musical. Por eso el caso de Roberto es notorio, dado que él es por mucho el mánager criollo que más se ha salido, para bien, de aquella regla tácita.

Roberto vive de la música, la conoce como pocos, sabe interpretar su respiración y movimientos. Casos recientes de grupos locales que lograron proyectarse afuera lo tienen a él como factor común, siendo sus chineados de 424 los que más se han beneficiado de su empuje.

Además, Roberto también es productor de conciertos, aunque a regañadientes, y se empeña por desarrollar en nuestro país modelos de entretenimiento similares a los de las escenas alternativas de otros países. Fue por sus oficios que la revista mexicana Warp tiene hoy una edición tica, convirtiéndose en otro valioso medio de difusión del buen talento de por acá.


40. Rodolfo León El Fó

Para efectos prácticos, Fó vendría a ser una especie de filósofo de la escena musical alternativa en nuestro país. A él también lo conocí por medio del foro de 89Decibeles y desde entonces admiré su enciclopédico conocimiento musical, especialmente de la historia de los artistas locales.

Fó es compa de los grupos, los entiende y apoya, se pone la camiseta, rescata detalles que nadie detecta y se encarga de que todo el mundo se entere. Su caso es el de esos colaboradores incansables que son necesarios, indispensables.


EXTRA
Cinco no menores de 40 indispensables


Tomás de Camino Beck Autómata: Autómata le dio un vuelco en el último par de años a la escena musical tica, tanto por sus técnicas de grabación como por sus postulados sobre manejo artístico, distribución y comercialización de música.



Wálter Flores: Los grandes premios que la música tica ha logrado en la última década en el ámbito internacional tienen el sello de Wálter. Fue él el gran creativo detrás del proyecto de dos discos muy costarricense de Rubén Blades, de su mano Humberto Vargas conquistó Viña del Mar, y es su genio el que infunde vida a la fama bien ganada de Son de Tikizia.







Darren Mora: Productor, musicólogo, locutor de radio y criatura de la noche, Darren cree como pocos en el talento del músico local. Su serie de Rock en El Farolito es de interés cultural para todo el país y el festival homónimo que organiza, año a año, en el Parque Morazán es una de las más completas manifestaciones de arte gratuito en espacios urbanos, con él como curador del cartel.




Giannina Segnini: En una conversación alguna vez se lo dije: Nina es la estrella de rock del periodismo tico. Es increíble que una persona tan sencilla y aterrizada sea a la vez una de las periodistas más respetadas de Latinoamérica. Quienes hemos tenido el privilegio de trabajar a su lado y aprender de ella sabemos que su hambre de contar mejor las cosas, de que la sociedad sea tan transparente como se pueda es enorme.

El periodismo de investigación y la minería de datos son dos patines sobre los que se desliza por donde le da la gana, sin muros que le interrumpan la marcha. Su apellido hace que la clase política se orine en la cama y recibir una llamada suya pone a temblar al más plantado. Y todo lo hace con lo mejor del repertorio de U2 como música de fondo.


Yuri Jiménez: Es una de mis grandes amigas y por eso he atestiguado en primera fila la enorme influencia que Yuri Lorena tiene en muchos ámbitos, tanto en las esferas más altas como entre la gente de a pata. Por mucho la reportera que mejor ha entendido en el país cómo hacer periodismo de farándula con calidad y dignidad, esta guerrillera (del periodismo) es una fuente inagotable de buenas historias, una cronista superior y un faro que ilumina y guía a muchos jóvenes periodistas.

Y así termina esta conteo. Insisto, pónganle atención a esta gente, que sus palabras y acciones los hacen indispensables. Al menos para mí.