viernes, 17 de febrero de 2012

Con diputados así, ¿para qué enemigos?




"Mientras no cambiemos la forma en que elegimos a los diputados, en que éstos rinden cuentas y la forma en que el parlamento opera, esta democracia seguirá paralizada. Es hora de que reaccionemos".

El grito al cielo, si bien podría ser de cualquier costarricense medianamente informado del acontecer nacional, cayó el miércoles del lugar menos esperado: la propia Asamblea Legislativa. Su autor es el diputado liberacionista Francisco Chacón, quien por medio de redes sociales externó su frustración al formar parte de un parlamento secuestrado por la incompetencia y la demagogia.

Si bien cualquier día la Asamblea Legislativa da toneladas de motivos para fundamentar el reclamo del diputado Chacón, lo ocurrido ayer en Cuesta de Moras fue el non plus ultra, la tapa del perol, la joya de la corona, la última chupada del mango. Los congresistas tuvieron, finalmente, al frente al expresidente Figueres, tipo tan cosmopolita, ocupada y viajado que por años se rodó al país con su falta de explicaciones sobre un dineral pagado por Alcatel, mismo que solo él defiende como legítimo.

Chema llegó con sus ampos, sus abogados, y sus vasos de agua a dar las mismas excusas increíbles que ha venido repitiendo desde que Ignacio Santos lo "resucitó" en diciembre. Y al frente no tuvo adversario, no tuvo contraparte, no tuvo quien le hiciera las preguntas correctas. Bien lo resumió hoy el periodista Carlos Villalobos, en su análisis de la patética comparecencia legislativa del expresidente: "El PAC repasó –cual clase de Derecho– la sentencia del caso Alcatel, le pidieron renunciar a una prescripción inexistente y judicializaron lo político.  El Libertario dirigió la sesión y apenas se asomó a abordar el tema central del caso: lo moral e inmoral. También lo dejaron ir. El PUSC defendió a sus dos expresidentes condenados y el PASE resultó twittero".

Figueres se bailó a los diputados –bien sabida es su retórica saca apuros–, con la complicidad de ellos, de los que tanto pidieron tenerlos en frente para, finalmente a la hora de los balazos, dejarlo ir. ¿Tanto costaba prepararse, estudiar? ¿Para qué tanto asesor haciendo feo? ¿Cómo tomar en serio a un legislador que cede sus preguntas a los twitteros ("comunidad" bastante sobrevalorada, vale decir)?

Nuestro diputados son malos... ¡pésimos! Desde luego que habrá algunos realmente interesados en echar adelante al país pero dejémonos de varas: son los menos. La Asamblea tradicionalmente es ecosistema de estereotipos:  gamonales de zona rural que solo llegan a calentar su curul sin abrir la boca en cuatro años; bombetas de cabecera de provincia; principitos de alcurnia en procura de su carrera política, o asesores a los que sus antiguos jefes casi que les heredaron el puesto. Agrégueles, en los últimos años, a pastores evangélicos que se acomodan según sople el viento.

Desde luego que los diputados no se eligen solos, y ahí está el detalle. Ayer, en medio de la "furia" de nuestras redes sociales ante el deplorable "control político" de los legisladores que ¿interrogaron? a Figueres, la masa se quejaba de lo lindo, olvidando que ella es la primera y gran responsable de poner a los actuales ocupantes de Cuesta de Moras.

Los ticos somos votantes terribles, ineptos, que nos ufanamos de tanta mierda que hablamos pero que, a la hora de entrar a la urna, seguimos premiando a la incompetencia y el padrinazgo. La gente vota por sus diputados en automático, fijándose solo en los colores de la banderita, sin reparar en los nombres, sin saber a quiénes está apoyando. "Si el candidato los puso ahí, por algo será..."

Yo llevo ya dos elecciones dentro del padrón electoral herediano. La primera vez le di mi voto diputadil al PAC y en el 2010 hice lo propio con el Frente Amplio (sí, aún sabiendo que su postulado florense era Eugenio Trejos :? ). No estoy especialmente orgulloso de mi voto pero al menos puedo dormir en la noche, algo que espero con toda sinceridad no puedan hacer quienes apoyaron la papeleta liberacionista en Heredia. ¿Hay manera de tener paz interior sabiendo que uno fue corresponsable de las diputaciones de Fernando Memorando Sánchez y Víctor Hugo Rodriguito Víquez?

El diputado Francisco Chacón tiene una propuesta, muchas veces discutida pero bastante utópica: desechar el sistema de listas cerradas para elegir a los diputados, cambiándolo por uno de distritos electorales. Y es que en la actualidad son los candidatos (o en su efecto la asamblea nacional de los partidos, que suele moverse al ritmo del caudillo), los que deciden quiénes son los postulados diputadiles y el orden en el que recibirán los votos. Esto es un tumor de nuestro sistema democrático, pues hace incompatible la simpatía que uno pueda tener con determinada corriente política con la selección de sus representantes. ¿De qué sirve creer en una propuesta si mi voto irremediablemente irá a parar a candidatos mediocres, impuestos por la cúpula a su conveniencia?

A lo meior el PLN tuvo un candidato a diputado por Heredia que sí me convenció... o el Libertario... hasta el PUSC (bueno, tampoco para tanto), pero ocupaba el tercer o cuarto puesto de la papeleta. ¿Pude apoyarlo? Desde luego que no, pues mi voto iría primero al candidato en el tope de la lista, persona por la que es probable que no apoyaría ni para el comité de padres de un kínder.

El diputado Chacón también propone en su proyecto de ley reformas que en el papel suenan espléndidas: el que el distrito electoral pueda llamar a cuentas a su diputado y que dependiendo de su desempeño, tenga la potestad de destituirlo o bien de reelegirlo. ¿Botar a un diputado malo antes de tiempo? Después de los engorrosos e inútiles procesos contra Sánchez, Maureen Avioneta Ballestero, Ovidio Atropello Agüero o del aún vigente Jorge Judesur Angulo, la posibilidad de haberlos removido de su curul, con el músculo ciudadano, parece la solución perfecta.

¿Es viable la iniciativa de don Francisco? Trístemente no. Los partidos políticos no dejarán pasar un proyecto que dinamitaría el blindaje que les dan los mal llamados "diputados nacionales" y demás integrantes del fan club del candidato de turno. Todos coinciden en que la Asamblea Legislativa debe reformarse pero no ahora, no cuando me joda a mí, mejor dejémosle el churuco a los que siguen, después de las elecciones, después de que quedemos montados... después, siempre después.

Mucha suerte don Francisco y disculpe mi poca fe... me la han ido matando, de a poquitos, cada cuatro años.

Terminemos, con un clásico...




miércoles, 15 de febrero de 2012

Vueltaenu presenta: Las 100 mejores del rock tico - Parte 9 (20-11)

Tango India: los reyes de la radio

Paciencia, que cada vez estamos más cerca.


Llegamos a los 20 primeros lugares, temas de conocimiento obligatorio para cualquiera que se medio precie de ser adepto de la música nacional. Se trata de canciones tan buenas que lograron vencer la resistencia de los programadores de radio, que circularon de mano en mano, grabadas, quemadas, descargadas...

No vamos a meternos en debates de si se trata de los mejores canciones del rock costarricense, pues cada quien tendrá su lista. Sin embargo, pareciera que sí estamos de acuerdo de que la popularidad para nuestro rock, en un medio tan mezquino como el tico, usualmente implica su buena dosis de calidad.

Ustedes dirán. Vamos de la 20 a la 11...


20. Sola, Kadeho

Los del Puerto se hicieron enormes gracias a esta canción, conocida a lo largo y ancho del país.

Segundo sencillo de su álbum debut (y primero en contar con un videoclip), Sola es la justa mezcla entre balada, éxito pop y credibilidad alternativa. La letra es fácil de aprender y la musicalización es tan rica como agradable, con un piano en primer plano que le confiere una dulzura difícil de explicar.




19. Cautiva del mar, Inconsciente Colectivo

Inconsciente Colectivo tiene una historia algo rara: conoció el éxito muy pronto, a inicios de los 90, y luego entró en un letargo del que solo salió por el empeño de Pato Barraza. Años después de su debut, Pato volvió a las andadas con IC en formato de trío, acuerpado por Eduardo Carmona y Rafa Ugarte.

Aquel regreso fue épico, monstruoso, aplastante, colocando de nuevo a la banda en la cresta de la ola por un buen rato. Cautiva del mar fue el tema que abrió fuego y qué manera de hacerlo. Se trata de una canción algo oscura, de una letra bastante metafórica pero irresistible. Recuerdo que Pato la cantaba como puteado, con una sonrisa algo perversa que decía más de lo que aparentaba.

El solo de guitarra... la flauta... el coro en tono de reclamo... Pato luciéndose como la mejor voz que ha conocido el rock tico...




18. El mañanero,  Evolución

Me voy, me voy, me voy, me fui...

Balerom escribió El Mañanero mucho antes de que exisitiera Evolución, siendo más bien un tema original de su primera banda, Amplexus (adjunto el video respectivo, al final). Sin embargo, la versión que todos conocemos es la del actual trío, catapultada al cancionero tradicional costarricense luego de que BMG le echara mano y la hiciera parte de los Tikici@s.




17. Esperaré, Tango India

Tanto pero tanto pegó esta pieza que hasta las Chicas Buba le grabaron un cover (si eso es bueno o malo, ustedes dirán).

Segundo sencillo del álbum debut de TI, Esperaré se tornó en un éxito inmediato, en carne de serenata, en componente de La hora de los novios, en repertorio de karaoke. Al día de hoy debe ser una de las canciones costarricenses más manoseadas, sin tener yo certeza de si Juan Diego y Felipe están viendo un cinco por todo el trajín de su creación.




16.  Kanu,  Bruno Porter

Curioso que el tema de BP preferido de los músicos que participaron de esta votación no estuviera disponible en Youtube (ante esto subí un video, armado por mi persona, del que espero sepan disculpar su sencillez).

De las 20 piezas que se ubicaron en los primeros lugares del listado, Kanu es la única que no contó con amplia difusión en radio y televisión (apuesto que en su momento solo sonó en Radio U y MxI), lo que hace aún más meritorio el que entrara en la parte más alta.




15.  Al son del dolor,  Gandhi

En el 2003, para mi proyecto de graduación de maestría, exploré la comunicación que se da en el rock nacional por medio de ocho canciones, de las cuales enfrenté los motivos de sus autores con el significado que de ellas extraían los escuchas. La primera parte constó de entrevistas, mientras que la segunda la completé mediante unos 100 cuestionarios que, con la complicidad de unos amigos y ayuda de Ernesto Aducci, llenamos con asistentes del último Rock Fest.

Al son del dolor formó parte del estudio (que se titula El rock habló y que, si les interesa, pueden encontrar en la biblioteca de la U Latina). Mássimo me comentó que fue una canción nacida de la ira ("puteado" fue el estado en el que la escribió) y está de más decir que el resultado fue furioso. Se trata de una de las canciones más "pesadas" de Gandhi y que mostró la potencia que el cuarteto derrochó en el álbum Páginas perdidas: la primera vez que la escuché en vivo fue pura intensidad, con cada uno de ellos dándole con el alma.




14. Profanar, Suite Doble

En un inicio se llamó 69 y en su nacimiento todo estuvo friamente calculado. La yunta que formaron Marta Fonseca y Bernal Villegas fue química perfecta, como dirían Yuri y Luis Enrique: la perfecta voz y belleza de Marta calzaron de maravilla con las letras y música del maestro Bernal Villegas.

A los pocos meses de vida llegó el contrato con Sony Music y el inevitable cambio a un nombre más correcto y menos provocador: Suite Doble (recuerdo que en Radio U teníamos el disco que decía "69" en la portada). De aquel esfuerzo –cuidado en todos los detalles– Profanar fue la mejor carta de presentación. El tema llegó a los primeros lugares en las radios, tenía un videazo para la época y se tornó en un himno, que aún hoy infunde respeto.

Si bien Suite Doble cerró su capítulo hace rato, Profanar no afloja, pues tanto Marta como Bernal la tienen incorporada en sus respectivos repertorios. Y eso se agradece.




13.  Torera,  Garbanzos

LA pieza de Garbanzos.

Torera ya era objeto de culto en la escena under cuando se benefició de la amplia exposición ganada por todos los temas que formaron parte de los compilados Tikici@ Rock, de BMG.

Desde Torera, el pasodoble cobró otro significado para una generación que solía asociarlo con la "música de los tatas".




12. Quítate la paja del ojo,  Hormigas en la Pared

Si bien he sido un abierto detractor de los concursos/batallas de bandas, sí quiero resaltar el meritorio recuerdo del Yamaha Music Quest, que a inicios de los 90 sirvió de escaparate para una generación de agrupaciones que venía empujando el movimiento de la música original.

Fue por ese certamen que descubrimos a La Clase, Inconsciente Colectivo y HELP, que llegó a la final precisamente con esta canción. Hormigas en la Pared era entonces de las bandas más mandadas, más distorsionadas, más enjachadoras, más irreverentes...

Quítate la paja me sigue pareciendo hoy tan importante como en aquellos años. Era la versión musicalizada del  "váyase para la mierda y no se meta en mi vida" que todos llevábamos por dentro y que Frank y sus secuaces tan bien describieron.

No fui un "militante" de hueso colorado de la escena roquera y de hecho asistí a pocos chivos. Eso sí, siempre procuré estar en primera fila –y me declaro groupie– cuando los que tocaban eran HELP y la banda de la canción en el puesto 11.




11.  Almas solas,  Índigo

Una, dos, tres... seis... ocho... quince: llegó el momento en que perdí la cuenta de la cantidad de veces que esta canción sonaba a diario en la finada y extrañada Universal.

Al inicio la pedí "para grabar" pero como siempre la cagaban con un sello de la emisora, decidí juntar los cerca de dos rojos que costaba el casete original. Así, en la Fuji de la entrada a la Calle de la Amargura compré mi primer álbum de música costarricense... el homónimo debut de Índigo.

Almas solas fue la primera canción tica que me aprendí de memoria y acosé a mis amigos para que la escucharan, esperando se contagiaran de mi fiebre (lo cual era fácil pues en todas las casas había una grabadora de doble casetera –Aiwa, por lo general– y yo siempre andaba el casete en cuestión en la bolsa).

Almas solas fue número uno porque así lo quisimos, porque nos encantó, porque no estábamos acostumbrados a que aquí se hiciera música de ese nivel. Chalo, Henry y Ricardo siempre serán el power trío por excelencia del rock tico y su separación fue lamentada en paleta.

Los años han pasado, conocí en persona a Henry y Richie y, finalmente, me hicieron caso (el rajón) semanas atrás, cuando los tres volvieron a subirse juntos a un escenario. El regreso no oficial de Índigo fue una celebración que viví pegado a la tarima, registrando con mi cámara un momento que esperé por años. Y sí, hay otros videos de Almas solas pero como este es mi blog el que les comparto es precisamente ese, el que grabé en una de las noches más felices musicalmente que he tenido.

¡Viva Índigo, jueputa!




Los 10 primeros lugares están cantadísimos, siendo el único misterio el acomodo. Pero para alargar el asunto, la próxima entrega no será sobre esa decena, sino un bonus track: un ejercicio de ajustar el listado al día de hoy, sacando 10 canciones que difícilmente entrarían si la encuesta la llenáramos en la actualidad y ocupé sus espacios con 10 temas "nuevos", salidos en los últimos dos años y que por su popularidad de seguro sí formarían parte de la centena actualizada. Desde luego que se trata solo del criterio del que escribe pero bueno... para eso son los blogs.

lunes, 13 de febrero de 2012

Grammy 2012: apuntes sueltos


  • Me rancho en Nicki Minaj y en su forzado intento de parecer "polémica". Si ustedes se impresionaron al verla levitando, peleando con el Papa y copiando a Linda Blair en El Exorcista, entonces les recordamos que Madonna hizo todo eso y más... 20 años atrás, cuando ser profano sí causaba terror. Además, ya el asiento de freak de la década está tomado por Lady Gaga.
  •  
  • Ayer la Academia dio un mensaje muy claro: los que golpean a una mujer se pueden salir con la suya. Tres años atrás, Rihanna se perdió esa misma ceremonia debido a la golpiza que le dio su entonces novio, Chris Brown, y ayer el muchachito pudo actuar dos veces en el escenario principal de la gala, con Rihanna como testigo, en primera fila, del regreso triunfal del pendejo que la molió a golpes (y para redondear la tragedia, decenas de estúpidas se dejaron decir en Twitter que ellas con gusto dejarían que aquel cobarde "tan guapo" les diera un buen puñetazo en la cara).
  •  
  •  Con tanta luminaria de verdad, los premios en las categorías "latinas" pasan bastante inadvertidos. Por eso, para no ser el único al que le cae mal el almuerzo, les cuento que Maná le ganó a Calle 13 y Los Amigos Invisibles, entre otros, el Grammy al mejor álbum rock, pop o urbano latino (la categoría debería llamarse Todo menos rancheras).
  •  
  • La muerte de Whitney Houston le cambió, como era lógico, el tono a la gala. Imperó el respeto, el tono sobrio, sin chistes pasados ni discursos rechinados. De aplaudir, de pie, el homenaje que le dio Jennifer Hudson a Whitney, con una interpretación tan impecable como emotiva de I Will Always Love You. 
  •  
  • Nunca hay demasiado Dave Grohl... y menos cuando comparte escena con Bruce Springsteen, Paul McCartney y Deadmau5.
  •  
  • Skrillex ganó tres Grammy... solo tres menos que Adele. El inglés es uno de los invitados "misteriosos" del Festival Imperial y a esta hora (4 p. m.) aún no he visto ningún comunicado de prensa sacándole millaje a su recién estrenado estatus de ganador... ¿tan difícil es?
  •  
  • No sonó en la ceremonia pero igual hay que rescatarlo: el tremendo cover que hizo Willie Nelson para The Scientist, para un anuncio muy bello de Chipotle. ¡Hay que bajarlo ya!
  •  
  •  
  • El regreso de los Beach Boys fue de lo mejor de la noche. Cierto que los doncitos dejaron atrás sus mejores tiempos hace rato pero qué diablos: celebraron 50 años de carrera y sonaron mejor que Maroon 5 y Foster the People (y se olvidaron de John Stamos, por dicha).
  •  
  • Adele está sola... La inglesa demostró que antes que pirotecnia, trajes raros o pelucas de colores, una buena artistas solo ocupa buenas canciones.
  •  
  • Quiero el nuevo disco de Bruce Springsteen ya pero ya. El tema con el que él y la E Street Band abrieron la ceremonia fue oro puro.
  •  
  •  
  • LL Cool J es un titán... hasta buen anfitrión salió.
  •  
  • Los Grammy me gustan y sí me importan... ¿se nota?

martes, 7 de febrero de 2012

Las 10 películas más esperadas del 2012




Con la paternidad, mi estatus como consumidor de cine varió, irremediablemente. Si antes acostumbraba ir cuando menos una vez por semana, en el 2011 solo vi en salas dos películas no infantiles: X-Men Orígenes y El regreso.

Que no se entienda lo anterior como que claudiqué al sétimo arte, sino solamente como una deliciosa variación, motiva por el creciente interés de una niña de cuatro años. Con Emma en el 2011 sí fui bastante al cine, intercambiando palomitas mientras veíamos títulos como Rango, Kung-Fu Panda 2 y Marte necesita mamás.En otras palabras: el cine lo consumo en mi casa, gracias a la ilegal actividad y agilidad del videoclub de mi vecindario. Aún así, guardo esperanzas de poder darme la escapadita en el 2012 a las salas, dado que hay títulos venideros que HAY que ver en cine... no tienen quite.

Estas son las 10 películas que más ilusión me causan de aquí a diciembre.


10. West of Memphis

Grande fue mi alegría cuando semanas atrás me enteré que Peter Jackson (sí, ESE Peter Jackson) está produciendo un documental sobre los West Memphis Three. Sobre el caso, que me apasiona, escribí en su momento largo y tendido pero por aquello resumo: tres adolescentes de Arkansas fueron acusados y condenados por el asesinato de tres niños y a pesar de que siempre aseguraron ser inocentes y la evidencia en su contra era cuestionable, la libertad les llegó hasta el 2011, 18 años después.

La condena de los WM3 es uno de los episodios más vergonzosos de la historia reciente de Estados Unidos y Jackson y su equipo fueron detrás de todos los involucrados –incluidos artistas como Henry Rollins y Eddie Vedder– para exponer la farsa que por casi 20 años mantuvo a tres hombres inocentes tras las rejas. Aún no tiene fecha de estreno pero fue seleccionado para proyectarse en el Festival de Sundance. A los cines ticos es una utopía que llegue, así que habrá que buscarlo por otros canales.



9. The Expendables 2

No importa que apeste a cine de acción gringo ochentero rechinado, que retrate estereotipos sobre Latinoamérica que ni siquiera en la era Reagan parecían válidos, y que su trama sea pura pirotecnia. Quienes disfrutamos la espectacularidad del cine de acción no podemos aguardar el momento de ver juntos a íconos culturales como Sylvester Stallone, Bruce Willis, Jean-Claude Van Damme, Arnold Schwarzenegger y el mismísimo rey de la web, Chuck Norris.

¿Que por qué quedó por fuera el pela fustán de Steven Seagal? No solo porque es un completo idiota, sino porque además está muy ocupado con su cargo de ministro consejero del embajador Fernando Sánchez, en la Santa Sede.




8. The Cabin in the Woods

Esta película casi no ve la luz, debido a que se topó con los problemas financieros de la MGM, lo que incidió en que su estreno se atrasara más de dos años. Coescrita y producida por Joss Whedon (director de The Avengers y uno de los nombres más activos del mundo geek hollywoodense), incluye en su elenco a Chris Hemsworth, quien rodó esta cinta antes de convertirse en Thor. ¿Qué es? Una película de terror que empieza con la típica historia de un grupo de despreocupados y atléticos amigos que encuentra la muerte en un bosque... con un twist que resulta impresionante para el género slasher.




7. Rock of Ages

El exitoso musical de Broadway basado en los grandes clásicos del glam y hair metal llega con toda la pompa al cine. Cuenta una típica y estereotipada historia de rock and roll, montándose en temas inmortales de Poison, Journey, Def Leppard y demás mechudos de antaño. No creo que sea un peliculón pero para quienes crecimos con esas canciones (y con algo de esa moda) resulta una cinta ineludible. Además, pareciera que Tom Cruise se consagra, como un sorpresiva transformación en un híbrido de Bret Michaels y David Lee Roth.




6. The Amazing Spider-Man

¡Que se pudran Raimi y Maguire! El relanzamiento de la franquicia de Spidey es una de las mejores noticias del último lustro, y el casting de Andrew Garfield y Emma Stone como los estelares garantiza calidad. Estamos ante un Hombre Araña menos sapo, más irónico y desenfadado, muy en la línea del personaje del cómic. El prólogo estrenado esta semana pone toda la carne en el asador, incluso revelando bastante de The Lizard.




5. The Girl With the Dragon Tattoo

Ajá, ya sé que ya llegó al cine pero sigo sin verla... y me queman las ganas. La trilogía de libros del sueco Stieg Larsson me atrapó en un grado adictivo y fui de los primeros en celebrar cuando David Fincher se apropió de la adaptación estadounidense. Buena parte del equipo de The Social Network (por mucho la mejor película del año pasado), toma parte de esta adaptación. ¿No han leído los libros aún? Dejen todo tirado y consúmanse ya en sus páginas.




4. Prometheus

Aún no termino de entender del todo por donde va la cosa pero la suma de indicios es de miedo: Ridley Scott explorará los orígenes de la franquicia de Alien, en una historia que sin estar directamente relacionada con aquellas, si se nutre de su ADN, según explicó el director. Con eso me basta para aguantarme a su estreno, para el que todavía falta rato.




3. The Hobbit

Peter Jackson vuelve a la Tierra Media... y todos corremos detrás de él. Precuela de la trilogía de El Señor de los Anillos, basada también en la novela homónima de Tolkien. Una década ha pasado desde que los hobbits llegaron al cine y me complace pensar lo que Jackson hará con los avances que desde entonces ha experimentado la tecnología cinematográfica.




2. The Avengers

Esto es una extravaganza, una locura, una chiflazón que solo en las caricaturas parecía posible. The Avengers es el evento cultural de una generación, el pináculo del culto al mundo del cómic, al género de héroes, un exceso de personajes que no tengo ni idea cómo se acomodan en dos horas de película. Estamos ante una cinta cuya premiere no me quiero perder... es más, desde ya anuncio que pienso asistir con mi camisa de Iron Man.




1. The Dark Knight Rises

Cualquier explicación sale sobrando. Nolan... Bale... Batman... Gatúbela... Bane... el fin de los tiempos... (lloré)...

miércoles, 1 de febrero de 2012

Festival Imperial 2012: El Águila entendió la jugada...




Estimada Águila:

Mes y medio atrás te escribí mi primera carta, impulsado por la noticia de que tu evento estrella –el Festival Imperial– volvía a la vida. En aquel momento te pedí muchas cosas pero, ante todo, supliqué por coherencia.

Y coherencia es hoy tu segundo nombre.

Ayer en la mañana la web tica se paralizó –literalmente– ante la conferencia de prensa en la que destapaste el tamal sobre quiénes son los convidados a la tercera edición del festival. Y sin ninguna pena admito que te luciste... mucho más allá de lo que esperaba.

El Festival Imperial 2012 será la primera experiencia verdaderamente festivalera que verá Costa Rica. Y es que, a diferencia de las ediciones 2006 y 2008, la de marzo próximo será una en que el festival será más importante que sus componentes, como tiene que ser.

Por esto la alineación anunciada ayer me parece atrevida y casi que educativa. Los amantes del indie  brincan en un pie, ante un cartel cargado de bandas que, se supone, solo ellos conocen. Mientras tanto, los roqueros y noventeros te maldicen, aduciendo que al Festival le falta rock, que le falta algo que huela a Seattle, que le faltan huevos.

Para gustos, los colores, mis estimables amigos.

El Festival Imperial dejó claros varios puntos: busca a una audiencia más joven y no quiere que la jornada sea recordada por solo uno a dos artistas (como pasó en el 2006 con Sting y Jamiroquai, y en el 2008 con los Pumpkins, Duran Duran e Incubus).

Mis contemporáneos se manifiestan ahora extraviados, ante un cartel en el que los veteranos mainstream no fueron tomados en cuenta. Y así tiene que ser, pues por definición los buenos festivales internacionales son de vanguardia, de mostrar lo nuevo, lo que está en la punta de la ola.

Así, el Festival Imperial nos traerá en marzo a un puñado de artistas de altísima calidad en los que difícilmente algún productor local se hubiera atrevido a arriesgar. Para mi gusto particular, estoy especialmente feliz por tener la oportunidad de ver en vivo a una banda que he respetado toda la vida, como es Cypress Hill (el primer verdadero acto de hip-hop que actuará en el país, vale decir). Y a ellos les sumo otros gustazos, como serán Gogol Bordello, TV on the Radio, Ximena Sariñana, The Flaming Lips (leyenda absoluta del rock alternativo, con más de 20 años de excelencia) y uno de mis ídolos, el mismísimo Moby (aprecio que venga como DJ pero hubiera preferido verlo con su banda... pero eso es un detalle).

Björk y Maroon 5 –sin estar entre mis preferidos– son headliners ideales, que pondrán a la altura la jornada. Pero, más importante aún, tendremos la oportunidad de escuchar música que nos resulta desconocida, que poca gente en realidad maneja por estos lares y que viene muy bien recomendada. Hoy empiezo la tarea y me pongo detrás de Thievery Corporation, Skrillex, Major Lazer y A-Trak, de los cuales me declaro un absoluto ignorante.

Hoy mismo empecé a escuchar bandas que ni de nombre conocía y que vienen para La Guácima, como Manchester Orchestra y Cage the Elephant. Ambos grupos son una delicia, roquean durísimo y por eso es imposible entender al poco de idiotas que reclaman que al lineup "le falta rock"... ¿Qué putas les pasa? ¿Acaso esperaban a ZZ Top?

El del 2012 será tu primer festival... los de antes eran megachivos, muy bonitos pero lejanos al concepto festivalero que, se te agradece, hoy te empeñes en defender, aunque eso implique la perorata estúpida de un montón de cabezas calientes que reclama como si se tratara de un servicio público. Grupos de rock veteranos –por fortuna– es lo que más se deja ver por estos lares, así que cuál daño puede hacer el exponerse a música nueva. Yo también quiero ver a Alice in Chains pero en otro momento será.

Sin duda que lo más fácil era traer de nuevo actos que todo el mundo conozca (especialmente para la prensa, bastante ignorante hoy en día de la escena musical). Sin embargo, no hay mérito en incluir a los Diegos Torres, los Enriques Iglesias, los Belanovas o los Mirandas!... ¿quieren buena música latina? Ahí está Bomba Estéreo, un proyecto colombiano que sí vale la pena ver.

Además, creo que la selección del talento local es digna de aplauso. Se ocupa mucha valentía para invitar a las bandas que se sabe merecen estar ahí, aunque solo sean conocidas por el 20% de la población (quizás menos). Nombres como Color Noise, Sonámbulo, The Great Wilderness, 424, Huba & Silica y Patiño Quintana son exportables a cualquier buen festival del primer mundo. Entonces, ¿por qué no ponerlos acá, en igualdad de condiciones con los visitantes distinguidos? Quedan dos espacios abiertos para grupos ticos, que se decidirán por el voto popular, mecánica que siempre me ha parecido innecesaria y bastante injusta. Ojalá buenas bandas como The Movement in Codes y Parque en el Espacio recibieran esos cupos, que bien merecidos se los tienen.

Yo estoy feliz con la alineación y con el chineo a la gente que le llega la electrónica, sin duda una de las aficiones más agradecidas y fieles. Estoy feliz de que eliminaras los VIP y demás artilugios para pipis-fresitas que riñen con el espíritu transversal de los festivales. Estoy feliz de que el festival tenga un fuerte componente artístico, más allá de lo musical. Estoy feliz de que querás venderlo como toda una experiencia, no como un chivo cervecero con uno o dos artistas que sí me gustan. Estoy feliz porque el precio de la entrada es casi simbólico, una auténtica ganga en virtud del cartel ofrecido. Estoy feliz porque todos los que sí aprecian la buena música estarán ahí... y los otros también.


Pareciera, estimada Águila, que ya entendiste cómo es la jugada.