martes, 31 de julio de 2012

Karina Bolaños en la hoguera de las vanidades

Imagen de La Erre TV

Karina Bolaños fue, por seis años, la máxima responsable de las políticas dirigidas a la juventud costarricense. Y el país se dio por enterado hasta el día en que la echaron del puesto.

Ayer, Bolaños perdió no solo el cargo, sino que lo hizo de la peor manera. Inusitado en ella, doña Laura mandó veloz a separar a la viceministra, quien se ganó así el triste honor de ser la primera despedida directa en un gabinete que todo lo dejaba pasar. La mandataria no le dio derecho de respuesta ni beneficio de la duda a una subordinada que se suponía le era de confianza (por algo la dejó en el cargo con el cambio de Gobierno).

La presidenta no le cobró a Karina Bolaños lo que hizo o dejó de hacer como viceministra (de hecho dudo que estuviera muy enterada de sus funciones y proyectos). La presidenta dictó su separación al puro calor del momento, luego de que corriera como pólvora la "noticia" de la existencia de un video de carácter íntimo protagonizado por la funcionaria.

La destitución de Karina Bolaños está mal por la forma y por el fondo. A mí me emputa que una presidenta que se ha mostrado especialmente blanda con funcionarios de alto perfil que han cometido faltas graves en el ejercicio de sus funciones venga ahora a poner cara de chiva, y a fajear a una persona por una situación personal, del ámbito estríctamente privado y que en nada se relaciona con sus labores.

Doña Laura había sido incapaz de destituir a jerarcas cuestionadísimos, llegando lo más a pedirles la renuncia cuando el pueblo clamaba por castigos firmes y honestos. Así vimos el desfiles de excusas patéticas y nalgadas de terciopelo para Oscar Núñez (que se fue de paseo a México con una subalterna); René Castro (piñata política en la Cancillería y pésimo manejo del tema Calero); William Todd (fiesta con entradas en el Estadio Nacional); José María Tijerino (premiado con una embajada tras su triste y meteórica gestión en Seguridad), y ni qué decir de la cereza en el pastel, Fernando Herrero, quien se merecía que la presidenta lo borrara de su lista de BFF tras la revelación de sus impuestos no pagados y su red de contactos en Zapote a favor de sus intereses privados.

A Francisco "Platina" Jiménez la patrona le pidió la renuncia después de que se destapa el chorizo en la risible y chambona trocha fronteriza, aunque luego admitió, a regañadientes, que lo había destituido.

Si doña Laura se escandalizó por el video de Bolaños, pues con más razón debió parársele el pelo cuando una subalterna denunció al actual titular de Turismo, Allan Flores, por supuesto desvío de poder, aduciendo que él presionó dentro de la institución para que la despidieran (todo esto derivado de un chisme de faldas que hace ver pequeño cualquier enredo de la hoy viceministra de Juventud). Sin embargo, Flores sigue en su cargo e incluso en la Presidencia se le impidió el ingreso a un notario que pretendía notificar al jerarca de la causa en su contra, después de meses de perseguirlo sin éxito.

Apuesto mi colección de figuras de Batman a que si la historia del videoclip tuviera como protagonista a un jerarca masculino, este hoy no solo seguiría en su puesto, sino que se le daría la oportunidad en vista de tratarse apenas de un "lamentable descuido". La separación de Karina Bolaños destila machismo, irónicamente en el primer gobierno encabezado por una mujer.

A Karina Bolaños la victimizaron, de todas las maneras posibles, en menos de 24 horas. Primero fue el canalla que colocó en la red el video, sin importar los medios como lo obtuvo. Siguieron el montón de becerros que como la gran gracia lo compartieron en redes sociales y se burlaron de ella. Continuó una jefa de estándares disciplinarios difíciles de descifrar. Remató la periodista con la que rajamos desde Atlanta, que la interrogó sobre su vida íntima en televisión continental (La oreja se quedaría corta) y cometió el horror en el que no cayó ningún medio costarricense, retransmitiendo parte del videoclip que le desgració la vida a la exfuncionaria.

El caso de Bolaños vuelve a retratarnos de cuerpo presente como un país hipócrita, mojigato, santulón, poco solidario, que hace leña al que está en el suelo, serruchapisos, burlón, impulsivo, doble moral, torpe, machista y en el que se tira la piedra para esconder la mano.

Sería hipócrita decir que lamento que el viceministerio de Juventud ya no esté a cargo de Karina Bolaños. Ficha herediana del arismo, pasó sin pena ni gloria por un puesto de por sí relegado dentro de las prioridades del Ejecutivo. ¿Produjo noticias positivas para la juventud costarricense su labor durante toda la administración Arias y mitad de la Chinchilla? Nada que yo recuerde, más allá de más protocolos internacionales que solo se quedan en el papel.

Sin embargo, por lo que hiciera en su ámbito íntimo no tengo nada que tacharle o reclamarle. Moralmente, son otros los personajes que salen y entran campantes de Casa Presidencial los que tienen una cola bien larga para majarles.

11 comentarios:

  1. Excelente comentario. Especialmente tres cosas.

    La primera el error tremendo de trasmitir parte del video: totalmente innecesario. Cuando escuche que la iba a entrevistar Glenda pensé que iba a escudarla y creo que termino enterrándola más. Terrible escucharla de esa manera y la forma en que no busco detener a Karina cuando caía solita en picada en media entrevista.

    Segundo en la falta de apoyo de la presidencia. Me parece impresionante, más allá de sus errores anteriores no haberla escudado no como presidenta si no como mujer. No existe ese tipo de lealtad hoy en día?

    Tercero, muy acertado no alabar una labor de alguien que la verdad creo que nadie en el país sabía que existía.

    André Hess
    www.1de1000ideas.com

    ResponderEliminar
  2. Vergonsozo en varios sentidos, Muchas verdades en este Blog, como es posible que con tantas tonterias que este gobierno ha cometido no se vea lo que esta mujer esta pasando? Machismo y politica de intereses, amistades y argollas son lo que rige a este Pais, tal vez merecemos estar como estamos por gente como la que SOBRA en el pueblo de Costa Rica, así mismo como cronica de una muerte anunciada...Figueres pronto entre nosotros.

    ResponderEliminar
  3. Cecilia Rodríguez31 de julio de 2012, 16:43

    Felicito al autor del artículo. Muy atinado en cuanto al cuestionamiento del gobierno de Laura Chinchilla y su actitud machista. Me duele su actuación porque la conocí muchos años atrás en los grupos de mujeres defendiendo derechos de mujeres. Lamentablemente el poder la ha vuelto ciega o deja ver la realidad de su personalidad. Doble moral, es lo que ha puesto este gobierno en los grados de desconfianza que los ciudadanos y ciudadanas han mostrado en las encuestas. Que pena, que pena como mujer y que pena que el machismo siga imperando en esta sociedad hipócrita. Alguien que me diga donde estan los controles gubernamentales para los medios de comunicación que venden sus ediciones exibiendo el cuerpo de jóvenes mujeres. De nuevo, bravo por la valiente persona que escribió el artículo y por todas las acertadas observaciones.

    ResponderEliminar
  4. DONDE HAY UN COSTARRICENSE HAY LIBERTAD ESTE DONDE ESTE

    ResponderEliminar
  5. Mejor no lo pudiste decir, Víctor. Creo que es el sentir de muchos. Lo reprochable aquí es el manejo que le dio nuestra presidenta a un tema meramente de orden privado. Y por supuesto, quien debe ser castigado (el granuja que subió el video) debe estar feliz de la vida viendo las noticias en su casa...

    Katmarce--
    submarinopimienta.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el que debe de ser castigado es la persona que subio el video. ese es el que debe de estar rindiendo cuentas. y lo privado no tiene que ver con el desempeno laboral

      Eliminar
  6. De verdad Karina Bolaños, se voló la barda. Además ahora que ya no es Ministra puede dedicarse a ser estrella porno. Porque saben se ve bien buenesona....

    ResponderEliminar
  7. se ve que eres hombre para hacer semejante comentario. otra cosa seria si hubiera sido tu madrecita santa la del video

    ResponderEliminar
  8. Excelente y detallado comentario. Lamentable que seamos víctima como sociedad de gobiernos similares en nuestros países de Latinoamérica.
    Comparto su opinión sobre la pésima entrevista de CNN de la periodista, que siendo mujer también, se prestara indirectamente para contribuir al circo y la mofa que han hecho de este caso. Hasta en Panamá los medios se han prestado para ello.
    Como sociedad civil debemos protestar por situaciones similares.

    ResponderEliminar