lunes, 6 de junio de 2011

Top 10 personajes femeninos con efecto "toing"


Metidas en trajes intravenosos de tela apenas suficiente para tapar justo lo necesario para que la imaginación haga el resto, son mujeres fatales, ineludibles, poderosas y que con solo levantar una ceja dejan a cualquier hombre con cara de borrego y pidiendo más.

La ciencia ficción está llena de ese estereotipo de mujer que tanto criticamos en las aulas de Ciencias Sociales pero que es irresistible ante los ojos, especialmente si viene acompañada de efectos especiales, surround system y palomitas de maíz.

"¡La cosificación de la mujer"!, bramaría furiosa una exjefa de ingrata memoria.

En el mundillo geek estos personajes femeninos son diosas encarnadas, tipas inalcanzables para el nerd promedio que, sin embargo, se hacen muy reales cuando de fantasear se trata. Esto Hollywood lo conoce y por eso nos ha premiado con heroínas y villanas que se tornan fetiches instantáneos, que terminan –en el mejor de los casos– como fondo de pantalla y que han sido la compañía en innumerables noches de soledad para millones.

Todos tendrán sus predilectas. Estas son las mías, seleccionadas en legítima modalidad "enfermazo".


10. Nancy Callahan (Jessica Alba) en Sin City

Ay Señor... Sin City ya era suficientemente grande para convertirse en un clásico aún antes de que la bella Nancy empezara a contonear sus afiladas caderas sobre el escenario de aquel bar de mala muerte y clientela repudiable.

Jessica Alba es problablemente la peor actriz del mundo pero esa vez que aceptó teñirse de rubia (olvídense de Los 4 Fantásticos) se ganó la indulgencia masculina. Por eso, lo siento por las vaqueritas Pilsen y su sensualidad de chinamo, imitadoras todas de la verdadera cowgirl de película.




9. Trinity (Carrie-Anne Moss) en la trilogía de Matrix


El cuero negro y Trinity son uno solo. Siempre que la vimos dentro de la Matrix, Trinity lució trajes tan ajustados como sensuales, ideales no solo para patear traseros, sino también para posicionarla como la nueva  referente del cyber punk.

Carrie-Anne Moss no es el primer nombre que se le viene a uno a la cabeza cuando salta la pregunta de cuáles son las actrices más bellas... o ricas (dejémonos de modales), más porque hace una película nueva cada muerte de obispo. Sin embargo, basta con recordarla en modalidad de hacker letal y sus acciones se disparan.




8. Elle Driver (Daryl Hannnah) en Kill Bill 2

Esta me la recordó mi amigo Augusto Ramírez un día que el tema se discutió en la cafetería.

Tarantino tienen entre sus múltiples fetiches el tomar a alguna estrella venida a menos y relanzarla en sus filmes, siendo en Kill Bill el caso de Daryl Hannah. La escena en la que se disfraza de enfermera es pura perversión... con personajes así es con los que sueñan todos los que buscan disfraces en los sex shops... claro, sin la faceta asesina.



7. Cheetara en Thundercats


Cheetara cambió nuestras infancias.

Me explico: yo estuve en una escuela regida por curas y de población exclusivamente masculina (sí, así de aburrida). En tal entorno, la sola mención de la palabra "tetas" tenía efectos demoledores entre tanto chiquillo lleno de preguntas y con hormonas en eterno alboroto.

Pues bien, toda aquella generación vio como la nave de los Thundercats se aproximaba a la Tierra, con varios mininos de porte atlético en su interior, incluida la escultural Cheetara... la cual no traía nada que le tapara las tetas. "Mae, ¿vio a Cheetara? ¡Estaba chinga!", fue la voz que corrió al día siguiente por los pasillos salesianos.

Al estrellarse los Thundercats en nuestro planeta, Cheetara optó por una especie de leotardo para tapar sus bondades pero eso no la alejó de ser el objeto de infinidad de chistes tontonecos e infantiles relacionados con su anatomía. A los 10 años, todos estábamos enamorados de ella.

Ah, y también podía correr rápido.




6. Mikaela Banes (Megan Fox) en Transformers


Único acierto de Michael Bay en toda la saga de robots transformistas.

La inclusión de la entonces no muy conocida Megan fue con toda la mala intención. Los planos, los movimientos de cámara que rematan en su ombligo son casi delictivos. Y tras de eso Mikaela se empareja con el tipo más idiota del pueblo... ¿cómo no vamos a amar a la ciencia ficción?

Al enterarme de que Megan ya no estará en la venidera Transformers 3, oficialmente ya no tengo ningún motivo para ver la última entrega de una trilogía que es tan mala como el corazón de Megatrón.




5. Black Widow (Scarlett Johansson) en Iron Man 2

Punto a favor de Scarlett Johansson: ya era sexy sin necesidad de hacer películas geek oriented. Su carrera como deidad se forjó sobre títulos sin efectos especiales sino más bien de corte "cine arte", al mando de directores que no saben usar una computadora, como Woody Allen o Sophia Coppolla.

El primer coqueteo de Scarlett con las adaptaciones de cómics se dio en The Spirit, cinta malísima que demostró que Frank Miller requiere, al menos en el cine, de Robert Rodríguez a su lado. Sin embargo, cuando se visitió de agente de S.H.I.E.L.D. y empezó a volar patadas en Iron Man 2 se hizo un campo en listas de este tipo.

Admito que las escenas de pelea de Johansson son poco creíbles pero tampoco le vamos a pedir tanto. A lo mejor en The Avengers mejora su técnica.




4. Jessica Rabbit (voz de Kathleen Turner) en ¿Quién engañó a Roger Rabbit?

Jessica Rabbit es demasiado vulgar, demasiado voluptuosa, demasiado artificial para ser humana, por lo que solo podía ser dibujo. No sé cuál fue el proceso creativo detrás de la concepción de la esposa del conejo Roger pero de fijo involucró a una partida de tipos amantes de la cerveza, los excesos y la vida al suave.

Es bastante lógico que en su momento Jessica desatara todo tipo de pasiones y fuera objeto de la censura, pues se trataba de un personaje para mayores de 18 años metido en la misma película que Mickey Mouse y Porky Pig... aunque, pensándolo bien, Porky es un cerdo que ni pantalones usa.





3. Mystique (Rebecca Romijn) en X-Men

Lo siento Pitufina pero el título de la chica azul más bella es de Raven (Mystique para los amigos).

La mutante con el poder más envidiable (cuál manipular metales ni ocho cuartos... ¡ser metamorfo es lo máximo!), fue presentada en las películas de los Hombres X con toda su belleza a cielo abierto, además de ser una mortífera peleadora, una casi ninja que hasta a Wolverine le patea el trasero. De hecho, su pelea con Logan en el primer filme de la trilogía es épica, casi como un tango al borde de un precipicio.

Mystique ha sido, además, el único personaje bueno de la carrera de Rebecca Romijn, cuya belleza, irónicamente, se potencia cuando se torna azul.




2. Gatúbela (Michelle Pfeiffer) en Batman Returns 

Michelle Pfeiffer se ha enfriado como actriz, eso es innegable. Sin embargo, en nuestro imaginario colectivo siempre será sinónimo de calor.

Tim Burton vio en Michelle a una gata peligrosa y la alejó de las comedias románticas que le son tan conocidas para meterla en un traje de cuero lleno de cicatrices, en una simil perfecta de la mente mal remendada de Selena Kyle.

El "meow", el lamerse, el brincar la cuerda con el látigo, el darle el beso de la muerte a Christopher Walken... pedirle más sería un pecado.



1. Princesa Leia (Carrie Fisher) en El regreso del Jedi

Ross no está solo. No, al igual que él, miles (¿millones?) han fantaseado con una Carrie Fisher en un biquini de oro, esclavizada por un deforme gángster que la tiene reservada para actos no aptos para mentes mojigatas.

La Princesa Leia vestida de esclava es uno de los clichés más comunes salidos de Star Wars y hoy es común encontrar en Facebook fotos de muchachas vestidas con el famoso y diminuto traje de dos piezas mezclado con el no menos célebre peinado de Leia de la "repostería" (¿"orejas", "donas"?) a los lados de la cabeza (la Leia esclava en realidad anda una trenza).



Carrie Fisher se ha tomado con filosofía el que aquella aparición fuera objeto de tanto manoseo (literalmente). Claro, la venganza es dulce y, cuando tuvo la oportunidad, se desquitó de George Lucas, con él y todos sus amigos presentes.

1 comentario:

  1. en desacuerdo con la numero 1... viva gatubela mi numero 1

    ResponderEliminar