miércoles, 18 de mayo de 2011

¡Corramos, que ahí vienen los playos!


Pajarracos, culeolos, rabanazos, maricas-maricones-mariquitas, yigüirros, torcidos, raros... playos.

Esta semana los homosexuales invadieron Costa Rica. Pareciera que miles de closets se abrieron al mismo tiempo y expulsaron a una población que tiene el descaro de venir a pedirnos a todos los demás (nosotros, los normales) que la dejemos vivir su vida como le viene en gana, reclamando ese eufemismo que ellos (sí, los otros) denominan derechos humanos. Y tras de eso se atreven a tacharnos de intolerantes, de cerrados, de ignorantes y dogmáticos, cuando son ellos los raros, los que se empeñan en ir contra corriente, contra las leyes de la naturaleza y de Dios.

Declararse gay, lesbiana, bisexual, transgénero o intersexual en Costa Rica es cosa de valientes pues, quizás no seremos el país más homofóbico del mundo pero al menos sí el más hipócrita. Nos ufanamos de nuestra tradición democrática, de no tener ejército y de nuestros respeto a los derechos humanos... siempre y cuando todos seamos heterosexuales, católicos, amantes del futbol y comedores de chifrijo.

El lunes dos parejas de hombres llegaron a presentar los papeles que el Estado requiere para aquellas personas que quieren casarse por lo civil. Un trámite ordinario, nada del otro mundo... con la excepción de que, en su caso, se da por un hecho que la solicitud les será denegada, pues en este país es prohibido que dos personas del mismo sexo convivan como familia, amparadas por la misma legislación que estipula los derechos y deberes de las parejas heterosexuales.

La movida me parece no solo muy valiente sino acertadísima. Por años los gays (perdón RAE, pero me niego a escribir gais) han tocado todas las puertas del Estado costarricense, pidiendo "permiso" para validar su estado civil, para poder heredar a sus parejas, compartir seguros médicos o ser admitidos en pareja como sujetos de crédito. Las peticiones eran respetuosas, casi temerosas, a punta de innumerables recursos de amparo que se estrellaron contra un Código de Familia que ninguno de los poderes de la República se atrevió nunca a cuestionar. Por eso, el que por primera vez parejas del mismo sexo pidan autorización para contraer matrimonio civil es un paso en la dirección correcta, pues la negativa que recibirán por respuesta forma el mejor caso para ir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, misma que se ha encargado de reparar otros absurdos de nuestro país, como la prohibición a la fecundación in vitro. Volvemos a la raíz del reclamo: derechos humanos.

Ayer escuché una verdad enorme de parte de uno de los protagonistas del caso. Mientras respondía en un chat cuestionamientos de toda índole, Alberto González resumió todo en una frase: "Nadie nace homofóbico".

Y es que este país tan solidario y "buena gente" prende en cólera cada vez que algún homosexual pide, públicamente, que se le deje gozar de derechos que una mayoría da por descontados. Bastó que Alberto, Lorenzo, Eliécer y Antonio entraran al Juzgado de Familia para que ardiera Troya, los santulones los persigueran Biblia en mano y el peligroso coctel de intolerancia-ignorancia encendiera su mecha en redes sociales y foros web.

Con los ojos cuadrados quedé al leer cientos de comentarios de costarricenses en contra del tema. Y es que está bien no estar de acuerdo con una posición o con quienes la ejercen. Si alguien siente repulsión por un gay pues ni modo, está en su derecho. El problema es lo rápido que pasamos del rechazo al odio e incluso a la violencia. Basta con leer los comentarios a cualquier enlace noticioso colocado en Facebook sobre el tema para espantarse, con frases cargadas de ira y amenazas de erradicar a aquel "playerío" por los medios que sean necesarios. Es el odio por el odio.

En una de esas me enfrasqué en una discusión que rayó en lo absurdo con un antiguo amigo de juventud, un mae que pasó de escuchar Megadeth y The Exploited a ser un católico más conservador que Caballero del Santo Sepulcro. El debate quedó en nada: de mi lado con un espanto absoluto hacia sus argumentos de "amor al pecador pero no al pecado" y de ver la homosexualidad desde una muy conveniente perspectiva biológica y dogmática, en la que los sentimientos y la dignidad del ser humano no son tomados en cuenta. De su parte, estoy seguro que hubo clemencia y perdón hacia mis ideas descabelladas de derechos humanos parejos para todos, que como bien me dijo, sin duda aprendí en la Universidad de Costa Rica. No sé si rezó por mí pero, si tal fue el caso, se lo agradezco, pues mal no me cae.

En sus palabras y en las de muchas otras personas que comparten su pensamiento veo reflejado un miedo enorme, una necesidad de enfrentarse a una amenaza que se viene sobre su estilo de vida y de sus hijos. Yo lo que le dije es que primero nos ocupemos de tanto hijo de puta que sí es un peligro real para nuestros hijos. Si tan solo la mitad de la gente que aporta dinero, tiempo y esfuerzo a "combatir" la homosexualidad se dedicara a perseguir a los maridos abusivos, los líderes espirituales corruptos y los desgraciados que se aprovechan de la gente pobre, tengan por seguro que seríamos un país más sano y feliz.

Pero lo que más me pegó estos días es darme cuenta que no soy el ser tan tolerante que creo ser. Tengo ya algún rato de externar abiertamente mi opinión sobre el tema de las uniones civiles entre personas del mismo sexo y, sin duda, desde mi perspectiva es una posición acertada y congruente con los valores que tengo y que espero transmitirle a mis hijos, en mi hogar. Pero, debajo de esa capa "políticamente correcta", está otra más mundana y grosera.

Y es que los chistes sobre playos siempre me han hecho gracia, me es inevitable ver con algo de morbo a dos hombres besarse, aún considero que la mejor parte de las cintas porno es aquella que involucra lesbianas y todavía me ando con cuidado cuando de abrazar a mis amigos varones se trata. Digo "playo" a cada rato, prefiero usar "playada" a "ratada" o "mala jugada" y no tengo ni idea de cómo voy a reaccionar cuando mi hija de tres años me pregunte por qué esas dos muchachas van de la mano o por qué un chavalo le dijo "mi amor" a otro hombre en el pasillo del supermercado.

¿Qué voy a hacer si alguno de mis hijos me dice al cabo de los años que es gay? Ahorita sin duda diría que lo amaría, lo aceptaría y lo respaldaría pero una cosa es verla venir y otra bailar con ella. Nada en el manual del padre de familia prepara para lidiar con una verdad así... al menos no todavía.

En mi niñez ver a un hombre con aretes era un shock cultural (el primero que vi así, por cierto, fue George Michael). Cuando fui creciendo aquel que se pusiera argollas en las orejas y se dejara el pelo largo tenía que convertirse en pirata de siete mares con tal de ser aceptado, pues en caso contrario era un playazo arrabanado al que le gusta que le tiren el jabón al suelo. De aquel entonces a hoy siento que sí hemos avanzado, pues por algo la población gay es más visible... y no se queda callada.

Hoy tengo muchos amigos gay, la mayoría presentes hace mucho en mi vida y cuya obsesión con Madonna y Lady Gaga debería ser sujeto de estudio. A uno de ellos, cuando me contó –tras años de conocernos– de su orientación sexual, lo unico que acaté a decirle fue "Diay mae, contame algo nuevo". Otro sí me tomó totalmente por sorpresa pues nunca sospeché que un chavalo tan geek, birrero, roquero y que se reía de los pedos pudieran no sentirse atraído por las mujeres. Sí, un estereotipo estúpido pero arraigado.

A todos ellos les digo que nunca he querido ser ofensivo cuando digo "playo", aunque sé que lo fui. Y sinceramente espero que alguna vez los dejemos ser ciudadanos iguales a todos, que alguna vez logremos destrabar un país hecho a imagen y semejanza de los heterosexuales y que los santulones mojigatos los dejen vivir en paz... y todos los demás también.

50 comentarios:

  1. Gracias don Víctor, es un placer leerte..

    ResponderEliminar
  2. La lectura bien pudo haber terminado en "...tengan por seguro que seríamos un país más sano y feliz", pero evidentemente no fue así. El ejercicio que usted hizo no sólo cuestionó ciertas verdades que rodean nuestra sociedad, sino que nos rodean a nosotros mismos como individuos.

    Necesitamos entender que esto no se trata de que se vistan de blanco y desfilen por las iglesias, se trata de que en este país ni siquiera un hombre de una pareja heterosexual puede ser asegurado si desea se "amo de casa", ¡así de mal estamos! Los derechos que pelean estas personas son los mismos derechos que mi novia y yo tendremos si algún día nos casamos, los mismos derechos que ella y yo tenemos si nos "juntamos" y por supuesto, la posibilidad de no figurar como "soltero" en el Registro Civil por el resto de su vida.

    ResponderEliminar
  3. a esto se le llama libertad de expresion.

    ResponderEliminar
  4. Me gustó el artículo, pero sinceramente me sentí ofendida con esto "Y tras de eso se atreven a tacharnos de intolerantes, de cerrados, de ignorantes y dogmáticos, cuando son ellos los raros, los que se empeñan en ir contra corriente, contra las leyes de la naturaleza y de Dios". Me parece una etiqueta muy fuerte, aparte de que en la vida real no todos los seres humanos juzgamos. Raros? No, raros no :) El mundo sería muy aburrido si todos fuéramos iguales.

    ResponderEliminar
  5. Sally, me parece que la parte que a usted no le gustó era en realidad un sarcasmo, con sentido inverso en realidad.

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno el articulo, y no se preocupe que yo mismo homosexual y con años de tener una relacion super estable (mucho mas estable que la de muchos amigos heterosexuales) cotidianamente uso tambien las palabras playo, playadas,maricon etc, y no me siento en lo absoluto ofendido por esta jerga de sentido coloquial....

    ResponderEliminar
  7. y sí, qué cansa'o cuando le salen a uno con la respuesta barata de que piensa así por haber estudiado en la ucr, como si fuera algo desacreditador y mal visto... oh, faltos de imaginación.
    me encantó el post, qué vida que no seamos más.
    m.

    ResponderEliminar
  8. Sally, efectivamente ese párrafo era sarcasmo. Perdón si se sintió lo contrario.

    Gracias a todos por los comentarios. Al chile que el texto me salió del alma.

    ResponderEliminar
  9. Hubiera quedado perfecto cerrar con un: "y aprovecho para contarles que soy gay"
    Jajaja no mentira, muy bueno el artículo y comparto su opiión. Muchas gracias, y no deje de escribir Don Víctor.

    ResponderEliminar
  10. Me gustó mucho el artículo, bastante cierto, siga escribiendo.

    ResponderEliminar
  11. Me encanto, lo leí para irle a la yugular a un amigo por el titulo pensando que era homofobico, pero en realidad está excelente

    ResponderEliminar
  12. No conocía este blog, pero lo seguiré leyendo.

    ResponderEliminar
  13. Gracias por un texto senisble, emotivo y sagaz.

    ResponderEliminar
  14. Totalmente identificada, culpable de los mismos pecados tolerancia a medias, pero no puedo dejar de sentir el gran deseo de un pais con igualdad, un buen amigo mio me dijo una vez: "Vos toleras pasar por un lugar que huela a mierda, pero no te quedarias" Dejemos de "practicar" tolerancia y empecemos a practicar el respeto, respeto por la vida de los demas, que tan naturales y humanos somos todos, no podemos cambiar lo que somos por dentro sea cual sea nuestra decision de amor.

    ResponderEliminar
  15. Lo que mas me parece increible, es que hay personas que dicen que en la biblia esta que dosm personas del mismo sexo no se pueden casar, y que eso es pecado. Pero ellos no se ven a si mismos, y no ven lo hipocritas que son, al hablar mal de los demas, y juzgarlos. Yo por el momento no he conocido a nigun gay corrupto. Esto, como lo demas de lo que escribiste, es muy vardadero : "Si tan solo la mitad de la gente que aporta dinero, tiempo y esfuerzo a "combatir" la homosexualidad se dedicara a perseguir a los maridos abusivos, los líderes espirituales corruptos y los desgraciados que se aprovechan de la gente pobre, tengan por seguro que seríamos un país más sano y feliz." y ojala todos los que juzgan a los homosexuales lo hagan.
    Nadie nace homofobico!

    ResponderEliminar
  16. Muy buen artículo, llama a la reflexión sin darse golpes en el pecho ni rasgarse las vestiduras, con palabras simples. Ya es hora de que el país salga de pensamientos subdesarrollados, en cuestiones tan básicas que son de la vida privada de cada persona.

    Solo una aclaración, cuando habla de que "la Corte Interamericana de Derechos Humanos, misma que se ha encargado de reparar otros absurdos de nuestro país, como la prohibición a la fecundación in vitro", en realidad fue la Comisión Interamericana de Derechos Humanos la que pidió al país reactivar la técnica. Al estado le tocaría ir a juicio ante la Corte si prosperan las demandas de las parejas a las que se les impidió acceder a ese método y de la misma comisión.

    ResponderEliminar
  17. me parecio excelente... la verdad pienso que aunque C.R es un pais muy pequeño deberia tener igualdad... y se que en muy pocos años aceptara...sigamos luchando por nuestros derechos y veran que los lograremos...!!! gracias sigue escribiendo!!! y grax sophye lo vi en tu face y me encanto!!!

    ResponderEliminar
  18. Me encantó. Y es cierto no todos somos iguales, un buen amigo mio dice que yo mas que gay parezco chofer de bus jajaja. Gracias por tu apoyo

    ResponderEliminar
  19. Vic: a mí me hierve la sangre escuchar a la gente intolerante y cuadrada que parece que todavía vive en la Edad Media... Justamente esta semana, en una conversación de almuerzo, salió a relucir este tema y te digo, tuve una pequeña indigestión al escuchar comentarios tan odiosos en contra de la homosexualidad...

    Katmarce--
    submarinopimienta.blogspot.com

    ResponderEliminar
  20. Hey muy muy bueno, la vdd a mi me calentó mucho la sangre lo ignorantes (porque otra palabra no les queda) que son algunas personas, y más las que son religiosas, diay si de pecados hablamos, cuantas cosas no hacemos TODOS en un día que fijo son pecados, como los maes casados que le andan echando el cuento a las compañeras de trabajo, ah pero como es heterosexual entonces si está bien.....y bien dicho SOMOS EL PAÍS MÁS HIPÓCRITA DEL MUNDO, yo opino lo mismo que mi hermano: "Los maes homofóbicos que odian y señalan a los gays, son un montón de acomplejados, que en el fondo son gays reprimidos y les frustra su condición...." así de sencillo y bien se lo dije a un mae ayer en FB: "No me venga con la hablada de que los gays destruyen la finalidad del matrimonio, porque hay much@s heterosexuales casados que se ponen los cuernos, y muchos maes casados, con hijos y hasta nietos, que van y se buscan travestis". Yo no tengo muchos amigos gays, en realidad solo 1, es de mis mejores amigos de la U, y hasta me cuenta cosas que ha pasado con su pareja y para mi es de lo más normal del mundo.....así como me caen mal los comentarios ridículos y ANTICUADOS homofóbicos, me caen mal los que hacen cualquier tipo de discriminación. Mae de corazón, excelente blog!!!! muy bueno y cierto lo que escribió, saludos!

    ResponderEliminar
  21. El titulo me ofendió al inicio... don victor creo q su articulo es excelente, me hizo reír y me hizo reflexionar.
    Palabras simples, fue como leer a un compa.
    Esto hay que compartirlo. Deberían haber mas hombres y mujeres con este pensamiento receptivo y tolerante
    La comunidad lgtb debe de comprender q hay q educar a la población y ojala deje de imitar esos modelos gringos q nos autodestruyen. Claramente no se va obtener los derechos y el respeto q se merecen pasando vestidos de mariposa y escarcha frente a la catedral un domingo medio dia a la salida de misa... ante las narices de monseñor y un monton de señoras, osea fatal.
    Estas medidas de festivales-manifestaciones de carácter mas serio y recurrir a herramientas legales es el mejor camino y también comprende un método de educación y tolerancia. Poco a poco nos sumaremos mas. Gracias por este casete fotocopiado donde generalmente vemos música, así q gracias con música: ♫ ♫ ♫ Soy un hombre azul y que mas da,
    si soy un loco de verdad ♫ ♫ ♫

    ResponderEliminar
  22. Lo que mas me hace gracia es el consabido argumento de que ser homosexual es "antinatural". Justo por el hecho de que la sociedad valora la heterosexualidad y "familia" por cientos de años los cientificos describian encuentros homosexuales en otras especies que estudiaban como "aberraciones" o "confusiones de genero". Hasta que salio un librito que se llama "Biological exuberance" donde un autor compilo datos de estudios antiquisimos y de recientes y documento acciones masturbatorias, de menage a trois y relaciones homosexuales en animales que va desde la mosca de la fruta hasta el leon. En serio .. si no les gusta pues que no les guste, pero sea mañana, el prox año o en un decada, de que sucedera, sucedera.

    ResponderEliminar
  23. Me parece que esto trae a la mesa cosas muy ciertas que mucho heterosexuales no se atreven a decir, por mi parte le digo gracias... no por sus palabras... pero por traer el tema a relucir... la homofobia es algo que se da cuando no se sabe mucho del tema... ese temor esta basado en ver atravez de un cristal opaco a un ser humano q no conocemos y jusgarlo, leerlo y formar una opinion sin bases... la fobia se quita con extenderle la mano a un amigo hetero y decirle... mae soy normal, comun y silvestre... vi vida es tan dura y tan bella como la tuya... y mis derechos igual.

    ResponderEliminar
  24. Encontré su artículo en el perfil de FB de un amigo y no me puedo ir de aquí sin agradecer sus comentarios, me cagué de risa con lo de Madonna y Lady Gaga, porque es totalmente cierto! Jajaja. Que dicha que poco a poco salen más personas como ud que entienden que una orientación sexual no es una moda, un virus, o una elección, si no lo que nos tocó! Asi como usted no escogió ser heterosexual yo no escogí ser gay.

    ResponderEliminar
  25. "...quizás no seremos el país más homofóbico del mundo pero al menos sí el más hipócrita..."

    De dónde sacó esa información? Puede compatir la fuente, los datos y la metodología?

    ResponderEliminar
  26. Me parece exelente llamr a la reflexion en este tema, hay que separar la creencias religiosas de las regulaciones legales, que es donde muchos no encuentran la línea divisoria. Cuando se reguló en CR las relaciones de hecho, equiparandolas a matrimonios legalmente formados, tambien fue un escandalo. Debemos reconocer los derechos que las parejas homosexsuales como en CCSS, pensiones herencias, ganciales etc. Son pareja que con esfuerzo mutuo ha obtenido beneficios económcios, y esto hay que protegerlo. Eso en cuanto a lo legal. No se sabe porque existen los gys, pero existen, son sere humanos con emociones y sentimientos, como cualquiera de nosotros, y así debemos de respetarlos. hace algún tiempo atras cuando habia un divorcio en la familia era el escandolo social mas espantoso, muchas mujeres soportaban infidelidades mal tratos etc, para no pasar por la humillacion ser dioveciada, poco a poco el pensamientos social cambia. A don Víctor y a cualquiera me atrevo a aconejr si agúnn día un hijo comunicar ser gys, simplemente abracelo, beselo y apoyelo, no pasa nada, la vida sigue igual.

    ResponderEliminar
  27. Al anónimo que me pidió datos de mi afirmación de que "somos el país más hipócrita del mundo": la fuente soy yo, la metolodía se basa en 34 años de trabajo de campo como ciudadano costarricense. Sé que tiene la misma validez científica que todo el libro del Génesis, por lo que lo invito a que debata esos datos. Le aseguro que seré la persona más feliz del mundo si me demuestra que Costa Rica no es un país hipócrita.

    ResponderEliminar
  28. Que somos hipócritas, no hay duda, todos los seres humanos lo somos en menor o mayor medida. Supongo que 34 años de trabajo en sea lo que haga, le dio las herramientas correctas para decir que somos EL MÁS hipócrita. Y en el debate mete de metodología usada para llegar esas conclusión, mete religión para atizar el fuego y desviar la atención de mi pregunta! Bravo! Lo felicito por ser tan científico!

    ResponderEliminar
  29. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  30. Victor super bueno el texto, como playo te lo agradezco y tranquilo cada vez le tenemos menos miedo a las palabras!

    ResponderEliminar
  31. Somos tan hipocritas, que mostramos intolerancia hacia la intolerancia de los grupos en contra del matrimonio "Gay" (Si esa vara de "Gai" esta mft...)

    ResponderEliminar
  32. Solo puedo decir que la razon de existir de los homosexuales posiblemente sea la manera de la naturaleza de detener la sobrepoblacion, por lo que supongo que hay que dejarlos ser y vivir en paz, mientras no vayan en contra del orden natural y intenten tener hijos por algun otro medio, porque eso SI no es natural. Mas alla, se puede tolerar que vivan en paz, pero tampoco eso tiene que quitarle el derecho a uno a opinar, y mi opinion sigue siendo que son un reguero de payasos que intentan llamar la atencion y la verdad me dan un poco de asco, por decir poco.

    ResponderEliminar
  33. Leer comentarios en internet es darse con un latigo en la espalda. Nada mas pasen por las noticias de everardoherrera.com y se darán cuenta. En La Nación me encontré con cosas espantosas después de la noticia de los reos. La gente vomitaba frases de muerte a los reos y de que se muerda el que sea, y no ven los trasfondos del problema. Es triste ver los cambios de temperamento de algunas personas, como cuando vino Messi, que todo el mundo se orinaba con él y después del partido lo odiaron a muerte. Costa Rica está muy caliente!

    ResponderEliminar
  34. Pero ...¿porqué rayos la diferencia se atenúa en la parte sexual únicamente?.

    Veamos, vivimos en una democracia en tiquicia o al menos eso lo seguimos comprando, así que aquí cada quién puede "morir" a su modo.

    Lo que la mayoría pensemos sobre el tema no interesa, pués en privado cada quién hace lo que al menos se pueda. Lejos de cualquier tabú, la vida íntima de todos continúa, así que como poder estar en favor de la legitimidad de una relación homosexual, cuando en el fondo eso solo promovería más distorción y confusión en una sociedad ya de por sí ya debil ante tanto embate moral y hasta ético. ¿Que se hace con los que viene debajo?.

    La aceptación del desenfreno y lujuría sexual, no puede ni podrá aliviar y menos reconstruir a una sociedad herida.

    La minoría homosexual debe vivir como desee, pero tiene que empezar a tener consciencia sobre las verdaderas repercusiones de sus intenciones legales, en las que hasta el momento solo dejan ver un mayor desmoronamiento social, sin un legítimo aporte.

    El desenfreno tiene que seguir teniendo un límite y debe ser monitoreado por el bién común, ...hasta como protección para esta misma minoría!!.

    ResponderEliminar
  35. ¿"Monitoreado"? Ese término estaba entre los predilectos de la Gestapo :¿

    ResponderEliminar
  36. Wow.. me encantó el artículo. Salud!

    ResponderEliminar
  37. Normalmente un enfermo o alguién que no esté en sus cabales, necesita monitoreo y cuidados.

    Monitorear dentro del contexto explicado, implica también libertad con reglas, responsabilidades y hasta sacrificios. Esto suele protegernos a todos, y se sigue probando en una democracia.

    Libertinaje por lujuria desenfrenada, suele llevar a la AUTOconfusión, AUTOmarginación y finalmente AUTOdestrucción.

    Desafortunadamente la minoría homosexual más que por su preferencia sexual, se destaca como una minoría en decadencia regida por sus lujurías y buscan la manera justificar eso.

    No todo en la vida puede ni debe ser regido por el sexo únicamente, sin importar la inclinación sexual de cada cual. Quién crea lograr la felicidad por la aceptación pública de su inclinación sexual privada, realmente necesita ayuda, eso sería casi comparable a quién le gusten las naranjas, y obligar una mayoría ha aceptar su preferencia legalmente, cuando probablemente a nadie le interesa!!.

    Quién quiere comer naranjas, que los coma ...esa es una eleccíón privada que no suma ni resta a la mayoría. No tiene el menor de los sentidos luchar porque todo acepten a quienes comen naranjas legalmente ...esa es una elección indivual que no va a más.

    ResponderEliminar
  38. La opinión de esta última persona está de antología. Da a entender que las personas GLBTI no son normales, son enfermos y necesitan tratamiento (esto lo afirmaba la psiquiatría y la psicología hasta 1973 cuando se dejó de concebir a la homosexualidad como una enfermedad. Estamos hablando de que la comunidad médica mundial mantiene esta posición hasta el momento y así se va a quedar porque no se trata de ninguna patología).
    Luego, imagino que debe ser un ser humano GLTBI el que escribió el artículo, porque solo así puede afirmar que la promiscuidad se da rampante en esta población. ¿Cómo asegura que es así? ¿Tiene un estudio científico serio hecho en Costa Rica para llegar a esa conclusión? ¿Ha compartido horas con esta comunidad para saber que todos son así? ¿Usted sabe que hay GLBTI en provincias, que no tienen acceso a discotecas ultramodernas y viven su condición primaria de una forma tan diferente que todos nos quedaríamos asombrados por un estilo de vida que está lejos de ser "la vida loca".
    No todos los gays, lesbianas, etc., son promiscuos, aunque debo admitir que las neurociencias y la antropología han llegado a la conclusión de que en general los HOMBRES (sean heterosexuales o no) tienen más parejas románticas y sexuales que las mujeres a través de su vida porque no corren el "riesgo" de quedar embarazados por andar teniendo actividad sexual con diversas personas. Esto quiere decir que es ya parte consustancial del HOMBRE ser así, aunque suene a estereotipo, pero ya podemos decir que no lo es, y, curiosamente, tampoco podemos decir que todos ellos son mujeriegos. Varios no lo son.
    Sobre la promiscuidad general del HOMBRE y su forma de ser vea cómo se quejan las mujeres, de que los HETEROSEXUALES no las comprenden, tienen muchos problemas de comunicación con sus parejas y cuesta ver una pareja heterosexual en la que domine una relación verdaderamente de igualdad. (Para nada tengo algo en contra de los heterosexuales, por Dios, pero todos sabemos que el asunto anda por lo que estoy diciendo).
    Y cualquier persona tiene derecho a que NO LE INTERESE todo lo que tenga que ver con la subcultura homosexual, pero al menos uno espera respeto a las diferencias, porque yo mismo que soy católico sé que dentro de los PRINCIPIOS CRISTIANOS (no estoy hablando de la Iglesia Católica) está el respetar la forma de ser, pensar y actuar de los demás.
    Además, a la persona que escribió la opinión anterior le debe quedar claro que la HOMOSEXUALIDAD NO ES un asunto de ELECCIÒN, sino que es una ORIENTACIÓN SEXUAL, biopsicosocial, multifactorial, que pertenece a un "continuum" de la sexualidad que descubrió por múltiples investigaciones el antropólogo y luego sexólogo Alfred Kinsey a mediados del siglo pasado.
    Y, sí, los gays (a mí tampoco me gusta escribirlo como lo dice la RAE, "gais") son SERES HUMANOS que en una VERDADERA democracia deben tener los MISMOS DERECHOS que los demás. De lo contrario, existe DISCRIMINACIÓN contra ellos como hubo en el siglo XX cuando los negros tenían que sentarse en el último asiento de los buses o cuando las MUJERES tenían que ser amas de casa y se les limitaba grandemente trabajar en el mundo profesional o estudiar como lo hacían los hombres.
    En resumen, seamos más abiertos de mente, no juzguemos ni señalemos, no seamos tan moralistas y mojigatos, respetemos las diferencias y respetémonos entre todos. El mundo será mejor así. Si los heterosexuales supieran por todo lo que tiene que pasar y sufrir un gay en su vida podría terminarse suicidando como equivocadamente han hecho algunos homosexuales que padecieron los ataques de personas quienes los odiaron y les hicieron la vida imposible. No se vale, y yo no creo que Dios haya creado a un grupo de personas para que sufran por la homofobia de los demás y que, por definición, estén condenados al "fuego eterno". Yo creo en un Dios de amor, no de odio como en el que lamentablemente y en forma inconciente creen muchos heterosexuales quienes detestan a las personas GLBTI.

    ResponderEliminar
  39. Los homosexuales no son de piedra también sienten...

    ...sienten por detrás!!!

    ResponderEliminar
  40. Me alegra que a pesar de su crianza y las "rarezas" que consideraba en el pasado pueda tener ahora una perspectiva más amplia y darse cuenta de que las cosas son diferentes ( a veces). Interesante me parece que mencionara lo de estudiar a este grupo por su afición a Madonna y a Lady Gaga; sin embargo le digo que si bien sé de muchos a quienes les gusta estas muchachas, no quisiera que se equivoque en generalizar. Una muchacha que recién conocimos mi novio y yo nos dijo: " es que ustedes no parecen, para nada" a lo cual yo le dije: "no parecemos qué?" No debemos tener un modo de caminar, ni de hablar ni nada diferenciador del paradigma de la masculinidad, pues fuimos criados como hombres también, y solemos ser machistas también, aunque llamados a la reflexión, y tampoco escuchamos a esas muchachas cantar, ni vamos a discos, ni aplicamos para muchos de los estereotipos que intentan encasillar a la población no heterosexual. Le digo que dentro de la diversidad hay una serie de sub-diversidades, usted lo comprobó con su amigo geek y rockero.

    Por último, le agradecería a usted - persona reflexiva y consciente - que procure dejar de utilizar esa terminología a la que hace referencia, pues si bien no va malintencionada yo sí he sentido que el desprecio está impregnado en las frases de muchos y muchas, tanto como cuando se hacen chistes sobre extranjeros, los cuales pido que ni me los cuenten, pues creo en el respeto que nos debemos unos a otros.

    Espero sepa explicarle a su hijo-hija que lo que está viendo (cuando llegue a verlo) no es más que una manifestación de amor, sin tener que ahondar en que es una expresión "diferente" de afecto, pues si les enseña que es normal, la sociedad evolucionará.

    ResponderEliminar
  41. si bien es cierto los homosexuales sienten y toda la vara, legal. pero jamas dejaremos de conocer a las personas, detras de las caras felices que muchos presentan hay secretos, y muchos oscuros. no podemos dar rienda suelta y tirar derechos al aire cada vez que los piden como si fuera una fiesta con piñata, si los homosexuales vienen a pedir derechos y se los damos, detras vendran los pedofilos, violadores y no se que otros. ademas, no se quedarian tranquilos, despues de casados quieren adoptar (de fijo) y si le damos un niño (una vez mas) a un pedofilo????? que tuanis dejar la vida de un ñino asi, tan a la deriva.

    ResponderEliminar
  42. Muy bueno su comentario, muy acertado y me pareció tan bien un tanto divertido en ciertas partes... Tiene toda la razón cuando dice "quizás no seremos el país más homofóbico del mundo pero al menos sí el más hipócrita", pero es totalmente verdad, ahora quisiera ver como va a reaccionar el país ante este tema ahora que es miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU...

    ResponderEliminar
  43. Al último anónimo... no sea tan ignorante y no se cierre ante la realidad que nada tienen que ver los derechos de las personas homosexuales con los pedófilos y violadores que es esa clase de tontería? abra los ojos, es que hasta dan ganas de no responderle ante la clase de argumentos tan insensatos como los que ud escribió! Si ud se pone a analizar las cosas vera que la mayoría de abusos infantiles se realizan por los típicos padres con saco y corbata, y la madre sumisa que permite que todo esto suceda... o el Padre de una iglesia? es que nada tiene que ver, además si una pareja homosexual busca tener un hijo y lucha contra viento y marea, me parece a mi que sería porque le querrían dar a ese niño muchísimo amor... no hay diferencia entre ese amor y un amor de pareja heterosexual, sí bien dice ud no se sabe que hay detrás de las caras felices, eso es bien cierto, pero igualmente se le podría estar dando en adopción un niño a una pareja heterosexual que pueda abusar de él. Y seamos racionales... no es eso algo que sucede por desgracia con bastante frecuencia entre parejas "heterosexuales"? esa clase de pensamiento suyo me parece ridícula, en todo caso mejor no dar en adopción ningún niño... lógicamente al dar un niño en adopción debe haber toda clase de estudios de la situación no se pueden dar así no más y ya! Debe haber un adecuado seguimiento de la vida de los niños, incluyendo análisis psicológicos, de donde se puede sacar bastante información de lo que sucede en los hogares solamente por el comportamiento de los mismos niños.
    Solamente abra los ojos, deje de ser tan ignorante, y mejor razone un poco antes de escribir cosas sin sentido..!

    ResponderEliminar
  44. Los ticos son cochones!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  45. jajajaja yo tengo un primillo asi y pasa diciendole playo a todo mundo jajajajaj

    ResponderEliminar
  46. yo no los critico ni los apoyo sino todo lo contrario....yo digo una cosa....Dios creo el hombre y la mujer para crear vida dar hijos ect ect...un hombre y un hombre o de igual forma una mujer cn otra...no cumplen con eso entonces va en contra de las leyes de Dios, y x mas q confundan la biblia para segun ellos sustentar su playada les doy una mala noticia,,,no es asi....por algo Dios destruyo Sodoma y Gomorra y los hizo un leña...pero por otro lado como dijo Jesus una vez "QUIEN ESTE LIBRE DE PECADO Q TIRE LA PRIMERA PIEDRA"...asi q dejemoslos en su playada...eso si no me gusta q ensucien el nombre de Dios diciendo q el los hizo asi por q eso es una gran falacia...Dios no haria q las personas vayamos en contra de sus mandatos con su propia influencia...uno no nace asi...son un conjunto de experiencias las q hacen a las personas desviar el camino...pero ya no los molestemos(pero tampoco q me molesten cn sus playadas)....otra cosa q me parece importante es q si ellos exigen respeto q entonces respeten a quienes no somos asi...no es por jugar de quesote por que no lo soy..pero me ha tocado ir por la calle y q vengan dos detras mio diciendo porquerias de uno y eso si nada q ver....yo respeto y no me meto cn ellos mientras no lo hagan conmigo

    ResponderEliminar
  47. Muy bueno su punto de vista, definitivamente vivimos en un país donde reina la doble moral, y la mayoría de personas solo viven de las apariencias, pero el tiempo va cambiando las cosas y alguito se mejora. Con excepción de los seguidores de Juan José Vargas.

    ResponderEliminar
  48. ¡¿Dónde comento?! Víctor, llegué a su blog gracias al fb (¡benditos Mark Zuckerberg y el resto de los fundadores!) y luego de leer la publicación que me trajo hasta acá, decidí leer otras entradas... ¡Qué bárbaro señor! Me declaro fan suya y ahorita mismo le pongo una estrellita y lo añado a la barra de marcadores.
    Eso que menciona ud. que le "pegó estos días" es algo con lo que yo también lucho a veces y lo que una amiga mía extranjera critica mucho de los costarricenses. Nos la damos de tolerantes hacia las preferencias sexuales de los otros, pero al mismo tiempo hacemos bromas irrespetuosas que parecen no cansarnos nunca. Es el eterno subibaja moral... ¡Qué difícil!
    Y bueno, nada más felicitarlo, porque se expresa ud. muy bien, muy claro y muy a lo tico... Gracias

    ResponderEliminar